Conoce el destino de moda de este año

Italia es de esos destinos que lo tienen todo, un país perfecto para conocer el verdadero significado del dolce far niente. Pero si hasta ahora la costa amalfitana, la isla de Capri e incluso la propia Sicilia eran los destinos favoritos de las celebrities para pasar sus días de verano entre puestas de sol, brindis con los mejores vinos y paseos por pintorescas calles, este año muchos han puesto sus ojos en el destino de moda: Puglia.

Esta región situada al sureste del país, en el conocido como tacón de Italia, era, hasta hace poco, un paraíso reservado para los italianos y al margen de los grandes circuitos de turistas. Sus playas de aguas cristalinas, sus pueblos de pescadores dispuestos a conservar las tradiciones y sus ciudades, que guardan tesoros monumentales (como no podía ser de otra manera en Italia) han cautivado a celebrities del mundo del cine y la moda, que no han dudado en hacer las maletas y desplazarse hasta allí para dejar paso a días sin fin en los que las obligaciones no existen.

No en vano por estas tierras pasaron todos: griegos, romanos, bizantinos, españoles… Y cada cual dejó su impronta. Ahora, además, la región está viviendo un nuevo renacimiento. Las masserias(granjas con cuatro y cinco siglos de historia) han sido cuidadosamente rehabilitadas y reconvertidas en encantadores hoteles boutique.

Lo habitual es llegar a Puglia a través de Bari, su capital. Aunque hay quien aterriza y se pone directamente en ruta, la ciudad merece una visita: tiene un interesante casco antiguo lleno de callejuelas, plazas e iglesias como la basílica de San Nicolás y un imponente castillo normando-suevo del siglo XII. Al norte de la ciudad, hay pueblos encantadores como Trani y áreas protegidas como el Parque Nacional del Gargano. Sin embargo, la zona más fascinante de Puglia es la península de Salento. A su monumental capital barroca, Lecce, se la conoce como la Florencia del sur. No es para menos: su impresionante ‘inventario’ arquitectónico incluye más de cuarenta iglesias, un centenar de palacios y un anfiteatro y un teatro romanos. Pero la ciudad solo es un pequeño aperitivo de una región remota y muy calurosa en verano, en cuyo paisaje de olivos, viñedos y masserias parece que el tiempo se hubiera detenido.

Te dejamos unas fotos para que te animes a ir

 

 

 

 

#TranceiT | Internacional