¿Cuál es la diferencia entre el THC y el CBD?

El cannabis contiene más de 100 cannabinoides, pero hay dos que son los principales, y que tienen muy diversos efectos y situación jurídica. Se trata del THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol). Cada uno produce algo diferente, y aporta tanto a la sensación que produce la marihuana como a sus aplicaciones terapéuticas. Conocer ambos compuestos permite elegir mejor la variedad a la hora de cultivar, así como también saber qué buscar de a acuerdo a si se quiere algo recreativo o medicinal.

el THC es el componente responsable de que, después de fumar un porro, te den ganas de comer una pizza e irte a dormir. Incrementa el apetito y la aumenta la sensación de placer al comer, además de que produce somnolencia. Es por esto que se utiliza en tratamientos contra el insomnio y la pérdida de apetito. También es el THC el que afecta la memoria a corto plazo, así que échale la culpa también la próxima vez que digas “¿de qué estaba hablando?” en el medio de una conversación cuando estés fumado. En general, las variedades con mayor THC son las más buscadas para uso recreativo. También es el componente mayoritariamente prohibido o restringido por la mayoría de los países del mundo.
El CBD, por su parte, interactúa con receptores como el GPR55 o el 5-HT1A. No es psicoactivo, aunque trabaja de muchas formas con el THC para contribuir al efecto del cannabis. De hecho, contrarresta en varios aspectos a los efectos del THC, por lo que su proporción es importante para determinar la sensación que produce la marihuana. El CBD reduce la sensación de ansiedad que causa característicamente el THC, y tiene propiedades antipsicóticas que balancean los efectos más fuertes del colocón. Además, está asociado con el desvelo y la energía, por lo que también se complementa con el THC, aunque si se busca un efecto sedante lo mejor es que la proporción de CBD sea baja. En cuanto a la memoria, también reduce el deterioro causado por el THC, así que las variedades con bajo CBD son las que más te harán quedarte preguntándote dónde habrás dejado las llaves que en realidad tienes en la mano.
Ambos cannabinoides juegan roles importantes y funcionan perfectamente en conjunto, regulándose mutuamente, aunque depende del efecto y uso deseado, se optarán por variedades más ricas en uno otro compuesto. Si sufres alguna enfermedad o te has dado un tremendo porrazo, posiblemente quieras mucho CBD, pero si tu plan es ver una peli y terminarte solo una bolsa de patatas fritas, el THC es lo tuyo. Eso sí: recuerda que sin un buen balance de CBD, posiblemente nunca termines la peli porque te quedes dormido, o te olvides de qué se trataba en primer lugar. En el balance correcto está el secreto.
Fuente: https://www.elsaltodiario.com/nekwo-blog/diferencias-entre-thc-y-cbd
 

Noticias