Hoteles extravagantes para viajeros atrevidos

Algunos son muy lujosos, otros están en paraísos recónditos. Todos son sitios para viajeros poco convencionales…

Hay muchas maneras de explorar este increíble país. Algunas se tratan de generar la experiencia más auténtica posible; son una invitación a habitar la realidad de otros. Pero también hay experiencias que buscan construir una realidad completamente nueva. Esos espacios aprovechan lo mejor de los destinos donde se encuentran y lo transforman para potenciar su magia.

Así, te presentamos 6 extravagantes hoteles mexicanos para viajeros poco convencionales. Estamos seguros de que te dejaran completamente seducido.

1 Verana
Este precioso hotel promete ser una aventura desde el primer momento. Para llegar a él tienes que tomar un taxi desde Puerto Vallarta, Jalisco hasta Boca de Tomatlán y de ahí hay que subir a un bote que te deja en la costa de Yelapa. Esto es solo el comienzo. De ahí hay que caminar, acompañado de unas mulas que cargan el equipaje.

La travesía vale muchísimo la pena. El paisaje casi selvático es precioso y hay un encanto muy particular que viene con este cálido aislamiento. Además, en el área hay todo lo que necesitas: un restaurante espectacular, alberca, una pequeña biblioteca, spa y habitaciones de lujo.

Las aventuras de la zona incluyen: avistamiento de ballenas, snorkeling, pesca y visita a las zonas naturales cercanas.

2 Zoa

Un hotel pequeñísimo y casi secreto en Mazunte, Oaxaca. Se trata de 5 cabañas privadas en un escénico resort con vista al océano pacífico y enmarcada por la hipnotizante topografía. Zoa celebra la frescura y riqueza natural de esta hermosa playa oaxaqueña a través de cada detalle: desde las delicias culinarias de su restaurante, hasta la delicada decoración de los espacios.

3 Matices

Tequila, Jalisco es un lugar embriagante, sin duda. Pero estamos seguros de que nunca te imaginaste en un escenario como el de Matices: ¡este extravagante lugar te invita a dormir dentro de una enorme barrica de tequila! De hecho, el hotel se encuentra dentro de una fábrica de la deliciosa bebida mexicana y la vista está plagada de hermosos agaves tequileros. Sin duda, dormir en uno de los 34 increíbles cuartos es una experiencia única.

El lugar se llama “Matices” haciendo referencia a los distintos matices de sabor que resultan por almacenar el tequila en barricas de distintas maderas.

4 Huasca Sierra Verde

El concepto de este lugar en Huasca de Ocampo, Hidalgo es el “glamping”. Esta nueva tendencia implica acampadas, pero con mucho lujo. Y ¿qué significa eso? Una de sus opciones es dormir en unos inmensos iglús con tragaluces que te permiten ver el precioso cielo nocturno de la zona.

Además, Huasca Sierra Verde, celebra toda la magia del destino hidalguense, un sitio donde muchas personas creen en la existencia de hadas y duendes que habitan los bosques. Pero, además del simbolismo, hay mucha aventura: tirolesas, ciclismo, zonas verdes, albercas y toboganes. Este es un sitio perfecto para ir con toda la familia.

5 Encuentro

Pocos sitios celebran así las bondades del lugar que ocupa. Y el Valle de Guadalupe en Ensenada es inmensamente bondadoso; así, el espacio invita constantemente a ponerse en contacto con la naturaleza a través de hermosos paisajes y recintos. El hotel se conforma de 22 lofts con vista a las montañas y los viñedos de la zona. El vino definitivamente completa la experiencia con una sala de degustación abierta al público y una cava subterránea.

***Vía masdemx

 

Noticias