Tipos de papel para fumar

Desde petas transparentes hasta porros de sabores, existen multitud de papeles diferentes en los que enrollar nuestros cogollos. Acude a un growshop y podrás encontrar todo tipo de marcas y papeles, de todos los tamaños, formas y colores.

Seguro que alguna vez, un amigo tuyo te ha enseñado con total felicidad uno de esos ‘porros transparentes’ tan fotogénicos, con ese papel que sin duda te mola, pero te da desconfianza por esa apariencia tan artificial que tiene. Incluso puede que hayas llegado a pensar que el loco de tu colega se va a meter puro plástico por los pulmones. Pero, al contrario de lo que se suele creer, este tipo de papel no es plástico.

Papel de Celulosa
Así se llama este curioso papel transparente, que al tacto y a la vista parece como una especie de plástico, pero al combustionar se deshace como cualquier papel normal. La principal diferencia frente al resto de papeles de liar es que éste está fabricado al 100% con celulosa. Mo contiene ningún elemento químico de los que se usa para fabricar el papel tradicional, que puede llegar a contener cloro, plomo, arsénico y otros metales. Tampoco necesita pegamento para ser enrollado. Es 100% biodegradable y no altera ni el sabor ni el olor del peta, por lo que es ideal para fumarse un verde, ya que además su combustión es más lenta.

Papel orgánico o vegano
El papel orgánico, también conocido como papel vegano, es una de las mejores alternativas para la gente que quiere evitar a toda costa los compuestos químicos en sus petas. Yo siempre utilizo papel RAW, ya que es de excelente calidad. Además, tanto el papel como la pega están fabricados a base de cáñamo natural, es 100% vegano, no contiene aditivos ni cloro y no está blanqueado. ¡Simplemente fantástico!.

Blunts
Los blunts son el soporte preferido de los norteamericanos para fumarse los porros. En Estados Unidos no está tan extendida la costumbre de mezclar el tabaco directamente con la marihuana, pero sí que existe una cultura muy amplia en torno a los blunts. Para quien no los conozca, se trata de hojas de tabaco picadas y prensadas perfectamente para crear una base parecida a la de un papel de liar, solo que mucho más rígida y gruesa. Los puedes encontrar en cualquier estanco y además dispones de un extenso catálogo de sabores para elegir; desde chicle hasta menta, fresa, chocolate o plátano, a cualquier sabor que te puedas imaginar.

Los blunts nacieron en California de mano de los raperos, que se dedicaban a vaciar los puros de tabaco para introducir marihuana y volverlos a cerrar. Los más utilizados eran los de la marca Phillies Blunts, de ahí su nombre. Gracias a los blunts conseguimos no sólo un porro mucho más grande y consistente, sino también una curiosa forma de ocultar nuestra marihuana cuando fumamos por la calle.

Papel sin cloro
El papel tradicional sin cloro ni otros blanqueantes es el que más suelen utilizar los fumadores de marihuana. No es caro, no contiene los compuestos químicos utilizados en el proceso de blanqueamiento de la celulosa y además combustiona muy bien. ¿La pega? La acabamos de decir. Todos conocemos lo difícil que suele ser a veces pegar el papel, ya que, si chupas demasiado la goma, ésta se desprenderá del peta. Lo mejor es utilizar la lengua, sin apenas saliva, después rematar repasando la pega con el mechero. Aquí RAW vuelve a tomar protagonismo, pues fueron pioneros en introducir este tipo de papel en el mercado español, además, puedes encontrarlo en todos los tamaños que te puedas imaginar, tanto en librillo como en rollo o cono. ¡Ideal!

Combustión excelente
En el mercado existen muchísimas marcas diferentes de papel de liar, cada una con sus propias peculiaridades y diferencias, pero sería imposible mencionarlas todas. Eso sí, si buscas un papel que te sirva para el día a día, sin duda te recomiendo el orgánico de RAW, y es que… ¿qué mejor que liarte un peta de marihuana con papel de cáñamo?.

***Vía Softsecrets

 

Noticias