Contaminación del aire provoca psicosis en jóvenes

¿Sabías que contaminación del aire daña la salud de muchas maneras? De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), nueve de cada 10 personas respiran aire con altos grados de contaminación y 7 millones mueren anualmente en el mundo debido a ello.

Las partículas pequeñas en el aire pueden penetrar profundamente en los pulmones y el torrente sanguíneo, causando problemas cardíacos y pulmonares, como infecciones y asma. También se ha asociado con bebés prematuros y de bajo peso.

El problema es en sí ya considerable, pero ¿podría la contaminación del aire ser perjudicial también para nuestra mente?.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE Y TRASTORNOS PSICOLÓGICOS
Un estudio del King’s College de Londres ha encontrado que las experiencias psicóticas, las cuales implican escuchar o ver algo que otros no, son más comunes entre los adolescentes de las zonas más contaminadas del Reino Unido.

Sin embargo, la relación no significa que respirar el aire contaminado provoque psicosis en los adolescentes, pues podría haber otras explicaciones. La investigación no muestra la causalidad, según Helen Fisher, una de las autoras del estudio.

Ella y sus colegas descubrieron que el 30 % de un grupo de jóvenes de 18 años informó haber tenido al menos una experiencia psicótica en su adolescencia; otras investigaciones en adultos jóvenes han reportado cifras similares. Pero cuando se mapearon las direcciones de los adolescentes y la contaminación del aire, era más probable que aquellos en áreas con mayor contaminación informaran una experiencia psicótica.

En las áreas con los niveles más altos de óxidos de nitrógeno (NOx), contaminantes producidos por los automóviles diésel, 12 adolescentes informaron experiencias psicóticas por cada 20 adolescentes que no lo hicieron, y el número disminuyó a siete de cada 20 en áreas más limpias.

POSIBLES TEORÍAS
Un mecanismo especulativo presentado por el equipo de investigación es la acumulación de contaminantes que influyen directamente en el cerebro.

La contaminación del aire está relacionada con la inflamación y la degeneración en la corteza frontal y la parte del cerebro que nos da nuestro sentido del olfato, el bulbo olfativo. Anteriormente, la inflamación del cerebro se ha vinculado con la psicosis.

Una explicación más simple podría ser que no es el aire sucio en sí, sino el ruido de los autos que emiten contaminación. La contaminación acústica puede aumentar el estrés y perturbar el sueño, dos factores asociados con las experiencias psicóticas.

El estudio proporciona un punto de partida para un posible vínculo entre la contaminación y la psicosis. Aunque, el mundo no tiene que esperar hasta que se demuestre cualquier vínculo entre la contaminación del aire y la salud mental para actuar, porque se sabe mucho sobre los impactos físicos perjudiciales de la contaminación del aire.

***Vía Muyinteresante

 

Noticias