Picnics nocturnos en Chapultepec

Cada mes el Jardín Botánico le abre un espacio a los amantes de la naturaleza que no tienen tiempo para dejar la Ciudad de México.

Salirse del caos y tomar una copa de vino en el Jardín Botánico…

La palabra picnic provino de la lengua francesa y era usada en el siglo XV para llamar a las personas que llegaban a las reuniones con su propia botella de vino. Sin embargo, la acción de comer en compañía de la naturaleza data de la Edad Media, cuando los cazadores atrapaban a su presa y para celebrarlo organizaban comilonas en el bosque.

Con la llegada del Romanticismo estas aventuras masculinas se expandieron y pronto “los días de campo” protagonizaron múltiples libros y cuadros victorianos en los que las parejas se escapaban de sus vidas y celebraban su amor con aperitivos al lado de los árboles y el rumor de un lago.

Hoy en día, con el auge de las grandes ciudades y la vida agitada de las personas se ha resignificado el sentido de los picnics. Actualmente son usados para escapar del caos y de la contaminación visual y ambiental. Las familias los organizan, entre otras cosas, para que los niños conozcan la tranquilidad y la importancia de las áreas verdes y para pasar un domingo lejos bullicio de los coches.

Es tan reconfortante salirse a la naturaleza, coexistir con ella, que desde hace un tiempo en México se ha popularizado cada vez más la idea de abandonar la a veces extenuante capital mexicana para internarse, aunque sea por unas horas, en alguna de las tantas áreas verdes que la rodean.

A propósito de esto, y para hacerle fácil a los chilangos la posibilidad de salirse de rutina y encontrarse con la paz de la vegetación, el segundo sábado de cada mes el Jardín Botánico de Chapultepec se convierte en la sede de un evento genial llamado Picnics Nocturnos cuyo objetivo principal es difundir la tranquilidad y belleza que hay en uno de los espacios verdes más importantes de la capital.

Estas noches de campo son perfectas para las personas que gustan de vivir nuevas aventuras sin salir de la ciudad. La entrada es gratuita y los asistentes son libres de llevar sus propios alimentos, aunque también está la opción de comprar ahí una canasta que incluye vino, velas, manzanas, chapatas y hasta chocolate.

Además de la luz de la luna, la comida deliciosa y el suave acompañamiento de los ahuehuetes, estos picnics son acompañados por la música de bandas de jazz que le obsequian a la atmósfera sonidos elegantes capaces de transformar la noche.

De vez en cuando, es recomendable ponerle un alto al ajetreo de la cotidianidad y tranquilizar los pensamientos con actividades tan sofisticadas y originales como esta. Dediquémosle un martes a la naturaleza…

Cuándo: sábado 9 de febrero

Horario: de 20 a 23 horas

Dónde: Jardín Botánico del Bosque de Chapultepec.

Dirección: Avenida Paseo de la Reforma, Jardín Botánico, Primera sección. Frente al Museo Tamayo

***Vía MXCity

 

Noticias