El tabaco una de las adicciones mas graves

La adicción al tabaco muchas veces no se considera una enfermedad. Es importante saber que es tan grave, e incluso más, que otras ya conocidas.

El tabaquismo es la adicción al tabaco y está provocada fundamentalmente por uno de sus componentes principales que causan la dependencia: la nicotina. Fumar regularmente produce enfermedades muy dañinas tanto para la salud de quien fume, como para los que se encuentren a su alrededor, principalmente quienes convivan. Estos últimos son considerados fumadores pasivos y ellos también son afectados por el tabaquismo.

Es importante resaltar que el tabaco es legal y está socialmente aceptado, pero sus efectos nocivos para la salud son tan malos como aquellos registrados por sustancias ilegales. Si bien a mayor cantidad de consumo, el daño es mayor, las lesiones en el organismo comienzan desde el momento en que se inicia con este mal hábito.

Según los datos brindados por OMS (Organización Mundial de la Salud), el tabaco es la principal causa de muerte prematura y evitable en el mundo, así como también discapacidades y enfermedades crónicas, sobre todo cáncer de pulmón, que afecta, en promedio a más hombres que mujeres.

Consecuencias del tabaquismo
Las consecuencias del tabaquismo son muchísimas, y además de las ya mencionadas, trae otras a las que se les suele restar importancia pero es clave tenerlas en cuenta para poder contrarrestar sus efectos.

Algunas de ellas son:

Síndrome de abstinencia cuando no se fuma por un período prolongado o por algunas horas.
Ansiedad que hace que se tenga más ganas o necesidad de fumar.
Dolor de cabeza.
Falta de concentración o dificultad para pensar con claridad.
Problemas para conciliar el sueño.
Irritabilidad.
EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que hace que se dificulte respirar, ya que las vías respiratorias se encuentran semi bloqueadas. Al aire no puede entrar y salir correctamente.

En las mujeres, problemas para concebir embarazos y embarazos riesgosos

Problemas en la lactancia.
Aumenta las probabilidades de cáncer, sobre todo de pulmón.
Asma.
Problemas y deterioro en los dientes.
Impotencia sexual.
Enfermedad coronaria, que es una lesión en los vasos sanguíneos del corazón.

Este hábito es uno de los peores que pueden tenerse ya que la nicotina deteriora todos los órganos del cuerpo. El tabaquismo está relacionado con cualquier tipo de cáncer, aunque en mayor proporción el de pulmón. También por ese motivo, incrementan las muertes por ese tipo de cáncer en aquellas personas que llevan fumando muchos años.

Otros tipos de cáncer también suelen afectar a los fumadores entre los que se encuentran:

De boca.
Faringe.
Laringe.
Esófago.
Estómago.
Páncreas.
Cérvix.
Riñones.
Uretra.
Vejiga.
Leucemia mieloide aguda.

Causas del tabaquismo
La adicción al tabaco se produce por la nicotina, que es el producto químico que hace que una persona no pueda dejar de fumar. Es muy adictiva cuando se suministra a los pulmones mediante la inhalación del humo del tabaco y esto hace que se libere nicotina rápidamente en la sangre, llegando al cerebro segundos después de inhalar.

Una vez allí, la nicotina incrementa la liberación de productos químicos cerebrales que ayudan a regular el ánimo y el comportamiento, produciendo mejoras en el ánimo y sensación de placer. Es por eso que experimentar estas sensaciones es muy adictivo para nuestro organismo.

También la dependencia al tabaco incluye factores de comportamiento, más allá de los meramente físicos. Entre ellos se encuentra el hábito, costumbre y determinadas situaciones que hacen que se activen las ganas de consumir un cigarrillo. Entre las causas más comunes pueden encontrarse:

Determinados momentos del día, como luego de las comidas, antes de ir a dormir o al salir del trabajo.

Cuando se bebe alcohol.
Cuando se está con amigos o en reuniones, estos son considerados fumadores sociales.
En situaciones de ansiedad o depresión.
Al manejar.

Una de las formas de evitar el cigarrillo es ser consciente del momento del día en el que eso pasa y tratar de controlar los impulsos. Recordá que cuanto más tiempo pasa y más dependiente se vuelve el organismo, es más difícil dejarlo.

Tratamiento del tabaquismo
Una de las mayores complicaciones que existen al momento de dejar de fumar es romper con el hábito y la costumbre. Es fundamental poder hacerlo cuanto antes, ya que eso hará que antes el organismo comience a actuar para contrarrestar los efectos nocivos. También, aumenta la esperanza de vida considerablemente.

***Vía Buenavibra

 

Noticias