Lugares para ir de luna de miel

El viaje de bodas es un momento especial en nuestras vidas. Es algo con lo que muchos soñamos durante años y que planificamos al detalle mientras organizamos la fiesta, la ceremonia y demás cuestiones vinculadas al casamiento. Los destinos para parejas son muy variados y dependen del gusto y las ganas de ambos. Te contamos cuáles son los mejores lugares para ir de luna de miel.

Como sabemos la importancia de la luna de miel, te recomendamos algunos lugares que son maravillosos para pasar unos días a puro disfrute en pareja e imprimir ese recuerdo como el primer capítulo de una primera gran etapa.

Lugares para luna de miel
Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el destino, es que los lugares pueden ser muchos, ya que varían exclusivamente de los gustos de cada pareja y de la idea que se tenga planeada: puede ser descanso, aventura o recorrer ciudades clásicas, entre otras opciones.

Hay muchas parejas que aprovechan esta ocasión para ir a ciertos lugares que estuvieron deseando por mucho tiempo. Estos destinos son por lo general algún país europeo u otros un poco más exóticos.

Es importante resaltar que visitar Europa suele no estar relacionado únicamente con el descanso, sino más bien con el conocer y enriquecerse con el contacto con otro mundo, otra historia, otra cultura. Es realmente una oportunidad muy buena para conocer otros lugares radicalmente distintos al nuestro.

Una opción totalmente diferente para un viaje de boda es la playa, donde el principal objetivo es el descanso pleno y la relax tras meses de preparativos y corridas. Las opciones para ir a tomar sol y disfrutar del mar son muchas y de lo más variadas.

Destinos: Luna de miel soñada
Una de las partes más emocionantes (y un tanto estresante) del viaje de bodas es su planificación. ¿Dónde?¿Cuándo?¿Cuánto tiempo? ¿Por dónde empezar? A continuación todo lo que tenés que saber para que sea perfecto y no te pierdas de nada.

Europa
Europa es un destino elegido por muchos de los recién casados ya que combina diversos encantos.

Lo fundamental a la hora de planear un viaje a este destino, es saber que Europa es un lugar para caminar y recorrer mucho. Los días serán largos y cansadores, pero riquísimos en todos los sentidos

Ir al viejo continente implica un ritmo de vacaciones algo intenso, en donde lo que se sugiere es levantarse temprano para aprovechar el día al máximo.

No hay una cantidad de días estimado, pero lo que sí se recomienda es recorrer varios destinos aprovechando la cercanía geográfica.

París
Es sin lugar a dudas uno de los destinos favoritos de Europa y sobre todo para este tipo de ocasiones. No es algo novedoso que París es una ciudad muy romántica, y sumamente recomendado para visitar en pareja.

Repleta de monumentos históricos, cafeterías y callecitas muy bellas, la ciudad del amor se convierte en una de las preferidas de todos los tiempos.

Italia
Roma es otra de las opciones que muchas parejas eligen para el viaje de boda. Es ideal para caminar y conocer un poco de la tanta historia que tiene el país.

Además del Coliseo Romano, Trastevere tiene que ser una parada obligada. Lleno de cafeterías y diversos restaurantes, el encanto de este barrio es excepcional.

Para aquellos que viajen en el verano, en los meses que van desde junio a septiembre, se recomienda hacer una visita a la famosa isla italiana de Capri. Está situada en el mar Tirreno, frente a la costa de la ciudad de Nápoles. Es sin discusión un destino perfecto para disfrutar del sol y aprovechar las aguas turquesas. Como toda ciudad costera, se puede aprovechar la degustación de comidas típicas provenientes del mar y otras especialidades.

Otra recomendación para visitar en Italia es Venecia, conocida por sus viajes en góndola a través de los canales y las máscaras de uno de los carnavales más populares y antiguos del mundo.

Grecia
Sin pensarlo dos veces, Grecia es otro de los favoritos. Combina mucha historia antigua y unas playas alucinantes.

Santorini es una de las islas más famosas y buscadas por aquellos que desean conocer Grecia, con sus casas blancas y azul, lugar ideal para fotografiar.

La isla está ubicada en el centro de la zona volcánica del Mar Egeo, convirtiéndose en unas increíbles playas de arena negra. También se encuentra la Playa Roja, con arena de ese color.

Para aquellos amantes de la vida nocturna, Mykonos es la isla perfecta, ya que combina de la manera justa las playas paradisíacas con bares y restaurantes (Mikonos, Creta, Santorini, Rodas: qué islas no te podés perder cuando viajás a Grecia).

Para los apasionados por las leyendas, Creta, la más grande de las islas griegas, con aguas claras y playas.

Praga
Si te quedaron dos días y no sabés para donde ir, te recomendamos que visites Praga, capital de la República Checa. Es una ciudad muy bonita, con muchos encantos para recorrer.

Al ser pequeña, dos días es más que suficiente para perderse entre sus calles adoquinadas y ver el gran Charles Bridge. Este puente es el segundo más antiguo del país, que atravesando el Río Moldava, divide la Ciudad Vieja con el resto de la ciudad.

Caribe
El caribe es otro de los favoritos al momento de pensar en la luna de miel.

Lo mejor a la hora de hospedarse es ir a un All Inclusive. En la zona del Caribe abundan y no siempre resulta tan caro como parece. Si bien el precio final que hay que abonar puede ser un poco más elevado que otros hoteles, hay que tener en cuenta que incluyen todo tipo de bebidas y comidas en el horario y momento que se quiera. Eso es un gran punto extra.

Además, la mayoría de estos hoteles se ubican en playas exclusivas y privadas, por lo que si no se accede de esta manera, es imposible.

Cuba
Si estás pensando en aguas cristalinas y cálidas y arena blanca y fina, encontraste el lugar ideal. Cuba es por excelencia una de las playas más bellas de centroamérica.

La variedad de destinos paradisíacos dentro de la isla es muy amplia, pero el Cayo Santa María se lleva todos los premios. Las playas son extensas y lindas para aprovechar de caminatas.

Otra de las recomendadas es el Cayo Ensenachos, por sus aguas de color verde esmeralda. Este cayo no está tan explotado turísticamente, por lo que es más exclusivo, con menos hoteles y tranquilidad.

Recomiendo aprovechar la ocasión para dar una vuelta por La Habana, la capital del país. Los autos de los años 60 pintados de colores y sus edificios antiguos, dan la sensación de un viaje en el tiempo.

Los clásicos de La Habana que no te pueden faltar son el Museo de la Revolución, una caminata por El Malecón, un daikiri en La Floridita y un mojito en la Bodeguita del Medio, lugares emblema de la ciudad.

Aruba
Clásico pero deslumbrante. Aruba es uno de los destinos más populares a la hora de pensar en la luna de miel. De hecho, muchos eligen directamente casarse allí, aprovechando la gran infraestructura hotelera que poseé la isla.

Hoteles de lujo, arenas blancas, aguas cristalinas son los elementos para unos días a puro relax y descanso. También se pueden encontrar tiendas de marcas reconocidas mundialmente, casinos y mucha vida nocturna.

Las actividades preferidas son los paseos en barco y visitas a la Isla de Renaissance, donde se pueden encontrar infinidades de flamencos contrastando con el turquesa del mar. Un verdadero encanto.

República Dominicana
República Dominicana es un destino que nunca falla. Con el típico paisaje caribeño de palmeras, arenas blancas y aguas color turquesa, la Playa Bávaro es conocida internacionalmente por su belleza.

Infinidad de cadenas hoteleras para todos los gustos y bolsillos, y mucha cantidad de actividades acuáticas, desde snorkel, paseos en barco y buceo.

Muy cerca de allí se encuentra la exclusiva isla de Samoa, recomendada por ser una playa casi virgen, ideal para pasar una tarde. Otro de los imperdibles es la playa de La Romana.

***Vía Buenavibra

 

Noticias