Tus drogas ahora cada vez son más adulteradas

vacuna-cocainaUn informe del Servicio de Análisis de Sustancias de la ONG ABD revela que el 80% de la cocaína consumida no es pura.

En una dosis de cocaína se puede encontrar casi de todo menos cocaína pura. Paracetamol, ibuprofeno o lidocaína, todo vale para adulterar una de las sustancias psicoactivas más comunes en las noches de fiesta. Un informe del programa de drogas Energy Control, de la organización ABD (Asociación, Bienestar y Desarrollo), revela que las drogas consumidas en espacios de ocio nocturno están cada vez más adulteradas. Según los datos recogidos por el Servicio de Análisis de Sustancias de Cataluña de la organización, el 82% de la cocaína analizada estaba adulterada. Lo mismo ocurre con el éxtasis, las anfetaminas o la ketamina, donde la pureza de la sustancia no alcanza ni el 50%.

Sólo el 14,5% de las muestras de cocaína analizadas por los equipos de Energy Control en distintas zonas de ocio nocturno de España eran puras. Los expertos han dado la voz de alarma al encontrar, en un 65% de la cocaína adulterada, la presencia del levamisol, un medicamento empleado en veterinaria como antiparasitario y en quimioterapia de humanos. La organización también ha encontrado en un 30% de las muestras dosis de fenacetina, un fármaco retirado del mercado español por su alta toxicidad. Los análisis revelaron además la presencia de diversos elementos tóxicos mezclados con esta sustancia. Concretamente, en un 3% de las muestras, el estudio detectó fármacos como paracetamol, ibuprofeno y piracetam (un neuroprotector) combinados con el principio activo de la cocaína. En algunas ocasiones, la adulteración era tal que sólo se encontraron estos medicamentos mezclados con cafeína o lidocaína (un analgésico).

Con la ketamina y las anfetaminas ocurre más de lo mismo. El speed, apodo con el que se conoce a las anfetaminas, fue la segunda sustancia más adulterada, según Energy Control —la organización analizó en 2015 más de 4.500 muestras de distintas sustancias psicoactivas recogidas en zonas de ocio nocturno de toda España—. Sólo el 20% de las muestras de speed analizadas contenían únicamente la anfetamina como principio activo. El resto aparecían combinadas especialmente con cafeína (en un 62% de los casos), aunque también se detectaron mezclas con paracetamol, estimulantes como la efedrina, la metanfetamina, y como otras sustancias potencialmente tóxicas (4-metilanfetamina).

En cuanto a la ketamina, adulterada esencialmente con nuevas drogas, se ha detectado que, casi en la mitad de las muestras analizadas, no hay ni rastro del principio activo, es decir, que los usuarios la consumían sin ketamina. Las sustancias que más se han combinado para adulterar esta droga han sido la metoxetamina (alarga los efectos de la ketamina) y la descloroketamina, de la que se desconocen los efectos para la salud.

En el otro lado de la balanza se encuentra el LSD y el MDMA o éxtasis (en pastillas y en cristal). La pureza de ambas sustancias supera el 80% en las muestras analizadas. Sin embargo, pese a ser las drogas menos adulteradas, sus combinaciones con otros elementos han sido de las más peligrosas. Aunque normalmente el MDMA se mezcla con cafeína, se han detectado casos de adulteraciones con anfetaminas y PMMA, un producto tóxico relacionado directamente con casos de intoxicaciones mortales.

***Vía Elpais

 

Noticias