¿Qué sigue para Tajamar?

tejamar_opt (1)

Este sábado antes de la madrugada el manglar de 57 hectáreas ubicado en Tajamar, Cancún se encontraba a salvo pero hoy casi 4 días después del ecocidio cometido por la codicia de empresarios y autoridades, el manglar fue destruido en un 90% para convertirse en el complejo turístico “Malecón Tejamar”. Niños y movimientos como “Salvemos Manglar Tajamar” luchan por detener las obras del el proyecto depredador de Fonatur y recuperar lo que queda del hogar de especies protegidas que quedaron despedazadas y sin hogar, especies como cocodrilos, iguanas, aves, serpientes  y cangrejos azules. Este manglar de miles de años fue devastado con la ayuda de policías municipales, estatales y de toneladas de maquinaria pese a las irregularidades en las que incurrió el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), quienes falsearon información al punto de negar incluso la existencia del mismo manglar. Esta zona fue destruida con el visto bueno de las autoridades estatales y federales.

Parece que algunas personas no entienden que el manglar provee al ser humano una gran cantidad de beneficios también llamados servicios ecosistémicos, albergan una gran cantidad de especies que se utilizan para el comercio pesquero, es utilizado como una fuente de energía al servir de leña y además forma una barrera natural contra las inundaciones, por lo que actúa como un muro contra huracanes. También impide la erosión de las zonas costeras, actúa como un filtro natural manteniendo la calidad del agua y es refugio para una gran cantidad de flora y fauna. De acuerdo con la FAO, en las últimas dos décadas más de 35 por ciento del manglar se ha perdido en gran parte por su tala indiscriminada y los efectos del cambio climático, sin embargo la destrucción de este bosque con fines inmobiliarios ha sido una de las mayores causas de su extinción en México. No es de sorprendernos que las inundaciones golpeen más frecuentemente en estas zonas afectando, de sobremanera, a quienes menos tienen. Grupos activistas en todo el mundo condenan la destrucción del manglar de Tajamar y exige a las autoridades federales y estatales detener estas obras que atentan contra el ecosistema hasta que no se resuelvan y transparenten los procesos y recursos interpuestos por la sociedad civil. Si las obras son suspendidas es posible que el manglar se recupere de forma natural.

Se otorgó una suspensión provisional gracias a la demanda de amparo que fue difundida en redes sociales, el Juzgado Segundo de Distrito reconoció que “En virtud de la naturaleza del acto reclamado (desmonte y relleno del manglar), estando en juego derechos de las personas en lo individual así como de una colectividad,” se CONCEDE LA SUSPENSIÓN PROVISIONAL para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan, esto es, que se suspenda cualquier tipo de acto que implique la ejecución de remoción de cualquier tipo de vegetación así como el relleno con material pétreo en la zona denominada Malecón Tajamar. El manglar puede ser recuperado ya que no ha sido rellenado pero los esfuerzos deberán continuar para proteger este manglar de los negocios de ajenos y autoridades quienes muestran un gran desinterés por conservar la naturaleza de Cancún y del país.

tejamar_opt

 

Noticias | tranceit