Marihuana la sustancia del amor

marihuana corazon

Aquellos de ustedes que son usuarios de cannabis, saben que la marihuana tiene una increíble capacidad para transformar la vida sexual de una persona.

Nuestros antepasados eran muy conscientes de ello y como prueba están los rituales de sexo tántrico que practicaban en oriente. Durante las últimas décadas, científicos de todo el mundo han tratado de demostrar su potencial, y hoy en día las grandes “sanguijuelas” corporativas están al acecho para sacar tajada. El lubricante de cannabis es solamente el principio de lo que está por llegar.

¿Qué hace la marihuana en la cama?
Para empezar queremos hacer hincapié en la importancia de utilizar una variedad adecuada en dosis también adecuadas. De hacerlo así, veremos como el tiempo se ralentiza, aumentando la intensidad de cada caricia y la pasión de cada beso.

Con la actual “normalización” del uso de la marihuana, cada vez más parejas la utilizan para sacar partido de sus efectos afrodisiacos. Hemos recopilado testimonios de expertos de todo el mundo para intentar entender cómo funciona la marihuana en la cama.

¿Es la marihuana la sustancia del amor?
Hace miles de años, el cannabis se utilizaba el la India para aumentar el placer del sexo tántrico. En el siglo XIX era consumido por prostitutas persas para hacer más llevadero su trabajo. Y también hay conocimiento de que en la Rusia de los años 30 se recomendaba a las jóvenes vírgenes que lo utilizaran en la noche de bodas para hacer más agradable la “desfloración”.

Pero no fue hasta las décadas de 1970-80 que investigadores como James Halikas, Ronald Weller y otros muchos, llevaron a cabo diversos estudios para comprender el efecto afrodisiaco de la hierba. Los participantes de estos estudios afirmaron conseguir gracias al cannabis mayor sensibilidad, más placer, mayores orgasmos y mejor sexo en general.

“Poco ha hecho la ciencia por profundizar en este tema desde los años 80”, afirma Mitch Earleywine, profesor de psicología en la Universidad de Nueva York que ha investigado la marihuana durante toda su vida. “Hasta el momento no se han destinado fondos suficientes para estudiar la relación entre el sexo y el cannabis”.

Por suerte, y gracias a la reciente legalización en muchos estados norteamericanos, se espera que se pongan en marcha nuevas investigaciones.

¿Qué dice la ciencia?
Como la mayoría de ustedes ya saben, “la marihuana contiene sustancias químicas llamadas cannabinoides, y el cuerpo humano está plagado de receptores diseñados específicamente para recibirlos”, explica en sus conferencias Dustin Sulak, médico osteopático en Maine. “Tenemos receptores cannabinoides en el cerebro, en el sistema nervioso y también en los órganos sexuales”.

Cuando consumimos cannabis, los cannabinoides se unen a estos receptores, y esto provoca cambios en partes clave del cerebro. Además de incrementar el apetito, la creatividad o la tendencia a filosofar, estas reacciones químicas pueden mejorar el sexo aumentando la sensibilidad, reduciendo es estrés y ralentizando el tiempo.

La marihuana impacta en el hipocampo que es lo que controla la memoria. “Cuando se está bajo la influencia de la hierba, nuestra memoria a corto plazo queda inhibida”, dijo Sulak, por lo que el sexo se siente más y podemos “disfrutar del momento”, olvidándonos de nuestros problemas cotidianos.

Vale pero.. ¿qué significa todo esto en la práctica?
“La marihuana no sólo anima a las personas a tener relaciones sexuales, sino que mejora el sexo en sí”, declaró el sexólogo Nick Karras, famoso por su libro Pétalos. Karras y su colega Kami Lennox estudian los efectos de la marihuana en la cama, recogiendo testimonios de cientos de usuarios reales que han probado diferentes métodos de administración:vaporizadores de marihuana, pipas de agua, etc.. Él recomienda regularmente el consumo de cannabis a sus propios clientes.

“Soy sexólogo y ayudo a las parejas a volver a conectar sexualmente. La mayoría de las personas recurren al alcohol para desinhibirse y conectar, pero es muy diferente: la marihuana te ralentiza. Usted puede sentarse y observar a su pareja, disfrutar con calma del cuerpo del otro.. Cuando hablamos de cannabis, todo se basa en tocar y sentir “.

“Entre la depresión, mis dos hijos y una vida laboral muy estresante, el sexo era lo último en mi lista”, contó una mujer a Karras en su consulta. “Ahora el sexo ha vuelto a mi vida por la puerta grande.. Yo nunca estuve segura de lo que era disfrutar del sexo, sin embargo ahora con la marihuana puedo tener diversión y experiencias orgásmicas”.

Otra paciente le contó que había perdido el deseo sexual por culpa de la menopausia. Después de estas declaraciones ella y su marido probaron el sexo con marihuana por primera vez: “Comenzamos a explorar el cuerpo del otro de una forma que nunca habíamos hecho antes, tomando mucho tiempo para sentir el placer extraordinario de tan sólo tocarnos con la lengua y los dedos”.

Sulak, el médico osteopático en Maine, declaró que conocía casos en los que el cannabis había conseguido restaurar por completo la capacidad sexual de sus pacientes por diversas razones: reducción del dolor, alivio del estrés, incremento del bienestar.., y en muchos casos fue eficaz contra problemas de disfunción eréctil.

“A diferencia de la viagra, el cannabis no tiene solamente un impacto fisiológico, sino que produce diversos efectos en el cuerpo y la mente. Se puede utilizar para solucionar problemas de disfunción sexual y además conseguir una experiencia sexual muy superior”, afirmó Sulak.

¿Cómo quieren aprovechar todo este potencial las grandes empresas?

Foria está ya a la venta en dispensarios de Colorado; antes sólo se podía conseguir con una tarjeta de marihuana medicinal en California. El producto, que se rocía en la vagina, promete mejorar los orgasmos y hacer el sexo mucho más placentero. Testimonios de mujeres que lo han probado dicen que es increíble.

El lubricante no contiene propiedades psicoactivas, es decir, no te “coloca”. Mathew Gerson, CEO en Foria, explicó: “Se crea una experiencia puramente sensorial que permite al usuario relajarse, desestresarse y disfrutar del sexo”.

Gerson dijo que su compañía ha contactado con terapeutas sexuales locales, que han comenzado a recomendar el producto a sus pacientes. La compañía tiene previsto ampliar la venta a más estados en los próximos meses.

Foria no es la única compañía que desarrolla productos cannábicos relacionados con el sexo. La empresa Apothecanna, con sede en Colorado, conocida por su bálsamo labial de marihuana, también está desarrollando un lubricante de cannabis, aunque no está claro cuándo saldrá al mercado. Y SC Labs, que posee instalaciones de investigación de cannabis en California, está trabajando con médicos e investigadores para probar nuevos productos de masaje, aceites, geles para aliviar el dolor, incluso supositorios anales y vaginales.

“Ésta es una industria con un potencial de mil millones de dólares”, afirmó Diane Förnbacher, editora de la web Ladybud. “En este momento la industria del cannabis está al rojo vivo”.

¿Cuál es el truco?
Nada es perfecto.. ni siquiera la marihuana.

“La marihuana es una planta compleja que contiene entre 450 y 500 compuestos químico-alcaloides que producen diferentes efectos fisiológicos en los seres humanos”, advirtió Estelle Goldstein, psiquiatra en San Diego. “Es necesaria una profunda investigación farmacológica para resolver sus misterios”.

Uno de esos misterios es la dosis. Según Goldstein, cantidades pequeñas pueden hacer que los usuarios se vuelvan sexualmente “juguetones”, mientras que cantidades demasiado altas pueden dejarlos “muy apalancados”. Un poco es fantástico.. demasiado es contraproducente.

Karras se hizo eco de esta afirmación: “La hierba reacciona de manera diferente en diferentes personas,” dijo. “La cepa es muy importante, la dosis es aún más importante, y también lo es la intención de conectar con su pareja”.

¿Qué es lo próximo?
El futuro del sexo cannábico va muy relacionado con la educación, la divulgación y la investigación. Todo apunta a que la hierba, que ya se ha metido en nuestras vidas, se meterá también en nuestras camas.

***Vía Growlandia

 

Noticias