Museo de la Marihuana

El día 9 de mayo, dos semanas después de la reapertura del Hash Marihuana & Hemp Museum de Ámsterdam, abrió oficialmente sus puertas el Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum de Barcelona, España. Ubicado en un impresionante inmueble, fue inaugurado oficialmente por Josep Maria Faricgla y a continuación se procedió a culminar la entrega de los Cannabis Culture Awards 2012, que fueron recogidos por Sir Richard Branson en representación de la Comisión Global de Política de Drogas; Fernanda de la Figuera, activista pro-cannabis española, y el autor y fotógrafo americano Todd McCormick.Descubriendo el pasado, el presente y el futuro de la planta del cannabis.

La historia de la planta del cannabis es la historia de la civilización humana. Esta exposición permanente y única, muestra a los visitantes como una sola especie vegetal, increíblemente versátil ha posibilitado el desarrollo de la confección textil, los medicamentos, los viajes marítimos, la agricultura y como el cannabis y cáñamo – que son simplemente diferentes cepas de una misma planta – ha sido parte de la vida cotidiana durante miles de años.

Un fenómeno mundial

En 1985 se abrió en el centro de Ámsterdam el primer museo de mundo dedicado al cannabis. Tal como expuso Ben Dronkers, su fundador: “A través del museo queríamos informar a la gente de aquello que el hachís, la marihuana y el cáñamo pueden hacer. No sólo el papel del cannabis en los coffeshops de Amsterdam, sino su papel como un recurso esencial y renovable y un fenómeno mundial cultural y natural”.

Desde entonces, la colección ha crecido hasta englobar más de 6000 piezas individuales, en su mayoría adquiridas por Ben en sus viajes por el mundo. Para el año 2008 el museo había recibido más de dos millones de visitantes. Las instalaciones originales se estaban quedando demasiado pequeñas para exponer plenamente la enorme cantidad de información y muestras relacionadas con el tema del cannabis, de manera que se creó un anexo, la Museum Gallery (Galería Museo), situada sólo unos metros más adelante al canal del espacio original. En poco tiempo, incluso este espacio adicional fue insuficiente para exponer la siempre creciente colección, hecho que alentó a Ben Dronkers a buscar una nueva ubicación en la cual pudiese establecer un museo hermano: la Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum (Galería Museo del Cáñamo). En el 2003, después de una larga investigación y una revisión exhaustiva, se encontró la ubicación perfecta para el nuevo museo; un magnífico edificio en el corazón del barrio gótico de Barcelona, el Palau Mornau.

El 26 de abril del 2012, el Hash Marihuana & Hemp Museum (Museo de Hash Marihuana y Cáñamo) reabrió oficialmente sus puertas de la mano de Hedy d’Ancona, ex Parlamentaria Europea. Todos los amantes del cannabis están invitados a visitarlo y disfrutar de este nuevo espacio.

La Museum Gallery
Con la apertura de la Galería Museo, los visitantes pueden admirar una todavía más amplia gama de muestras. Con las limitaciones de espacio del museo original, algunos de los artículos eran simplemente demasiado grandes para poderse exhibir, por ejemplo, el telar de 1903 (que se encadena con hilos de cáñamo) o los diversos modelos de barcos de vela (que demuestran hasta qué punto la cuerda de cáñamo era necesaria para la embarcación).

Se pueden admirar las pinturas que representan hombres y mujeres comunes disfrutando de una fumada social en pipa, de cannabis, en las rookhuizen (casas de fumar), los coffeshops del siglo XVII, así como también se exponen otras obras más modernas de Piet Mondriaan y otros autores. Estas pinturas son revividas gracias a los elementos de su alrededor; pipas e instrumentos para fumar de todo el mundo o un antiguo aparato para tejer e hilar que contiene fibras de cáñamo reales que los visitantes pueden tocar.

La Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum, Barcelona
Het Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum, BarcelonaLa Hash Marihuana Cáñamo & Hemp Museum está situada en el centro de Barcelona en el Palacio Mornau, un imponente edificio construido en el siglo XV. Originariamente era una propiedad de la familia Sancliment y fue remodelado por el arquitecto modernista Raspall en el año 1908 cuando era propiedad de la familia Nadal. Ben Dronkers descubrió el Palacio Mornau en el 2003 y vio que era más que una excelente ubicación para el museo; era un importante monumento nacional que merecía ser devuelto a su antiguo esplendor. Con la ayuda del arquitecto Jordi Romeu, Ben comenzó las obras de restauración del palacio, un proceso que fue seguido de cerca por las organizaciones de patrimonio cultural de Barcelona.
El museo expone valiosas pinturas y grabados que representan el uso del cannabis a lo largo de la historia y antigüedades raras, como las diferentes herramientas e instrumentos utilizados para transformar el cáñamo en cuerda, papel y tejido. Los amantes del arte apreciaran las pinturas originales de destacados artistas del siglo XVII como David Teniers el joven, Cornelis Decker y Herman Saftleven. Esta importante colección de maestros antiguos se complementa con una amplia selección de huellas botánicas del siglo XVIII y XIX. Una sección medicinal en donde se expone una de las colecciones más grandes del mundo de botellas de cannabis medicinal y que fecha del siglo XIX prueba el uso generalizado del cannabis medicinal en el pasado.

El cannabis ha sido un remedio para enfermedades y Exhibición Interactiva sobre la Vaporizaciónaflicciones desde tiempos antiguos y hasta el año 1967, era el segundo ingrediente más común en los medicamentos. Algunas de las vitrinas más grandes de los museos están dedicadas a la marihuana. Las más destacadas incluyen una extensa colección de frascos de medicinas del siglo XIX (algunos de los cuales todavía conservan su contenido original); antiguos botiquines que incluyen ampollas llenas de extracto de grano de Cannabis indica y Cannabis sativa, así como una amplia colección de vaporizadores.

Además de ilustrar la rica historia del cannabis medicinal, la exposición interactiva de la Museum Gallery sobre la vaporización, demuestra las posibilidades de su uso en el futuro. En años anteriores, este aspecto concreto de la Galería era uno de los puntos favoritos en el Hash Marihuana & Hemp Museum original. Esta exposición singular muestra como los componentes activos del cannabis se vaporizan cuando se calienta a una temperatura precisa, un proceso que no quema la materia vegetal de la planta ni libera humo. Los visitantes mayores de 18 años pueden experimentar uno de los métodos más seguros, saludables y eficaces de utilizar el cannabis con fines terapéuticos.

***Vía Hashmuseum

 

Noticias