Salvia Divinorum

La salvia divinorum es una planta originaria de la Sierra Mazateca de Oaxaca, México. Es usada en rituales religiosos, de adivinación, curación y limpias por el pueblo Mazateco y en tiempos anteriores por los Mayas, los Cuicatecas y otros grupos indígenas de México debido a sus cualidades visionarias y su capacidad de inducir estados extáticos o chamánicos.

Hay registro moderno de su uso a partir de 1939 pero el saber tradicional de los pueblos indígenas dice que su historia de uso medicinal y ritual es ancestral, en ese contexto, se usan las hojas de la planta masticándolas y permitiendo que su jugo se absorba por la boca, estos rituales han adquirido un sincretismo católico, en muchos lugares se cree que la planta es la reencarnación de la virgen María y a ella se le atribuye la curación.

En la década de los años 90, un equipo liderado por Daniel Siebert identificó como principal sustancia psicoactiva al Salvinorin A, después se descubrió que otras dos sustancias más, llamadas Salvinorin B y C, también contribuyen al estado visionario. Unos años más tarde, el conocido psiconáuta Terence McKenna a través de pláticas, inició una gran campaña de promoción de la salvia divinorum como substancia psiquedélica legal y en muchos lugares del mundo hubo una gran explosión de mercado alrededor de extractos de la planta con diferentes potencias.

Estos extractos, que van desde el 1X hasta el 100X (siendo 1x el equivalente a su mismo volumen de hojas secas y el 100x siendo equivalente al contenido de Salvinorin A en 100 veces su volumen de hojas secas) han sido producidos desde el principio utilizando plantas cultivadas en México, se fuman y mientras más concentrados, más intensa se vuelve la experiencia, de esta manera es mucho más corto el efecto pero se puede volver peligroso debido a la intensidad, es importante que haya otras personas presentes en caso de que el efecto lleve a una persona a perder el control de su cuerpo, caerse, salir al exterior, etc.

 

Efectos
La farmaco-dinámica y los efectos de la salvia divinorum son diferentes a cualquier otra sustancia, natural o sintética, legal o ilegal, es el único compuesto psicoactivo que se conoce que provoca una experiencia visionaria o psiquedélica pero que utiliza los receptores opioides kappa para lograr el efecto, esto resulta en que el efecto sea más una especie de ensoñación lúcida (que en dosis altas o extractos muy concentrados se vuelve fácilmente pesadillesca) que un incremento de los sentidos con colores caleidoscópicos y patrones geométricos como sucede en el caso de las demás sustancias psiquedélicas que pueden ser alcaloides o fenetilaminas.

Importante para los efectos es la potencia de la molécula misma ya que sólo se puede comparar con la del LSD debido a que se pueden percibir alteraciones con dosis muy pequeñas que van desde los 20 μg (microgramos). Por el otro lado, su forma de administración fumada puede tener efectos muy rápidos. Masticada, los efectos pueden durar alrededor de 40 minutos y si se ingiere completamente sin que se absorba por la boca puede tener un efecto casi imperceptible y que sin embargo, se aprovecha algunas veces en los contextos rituales.

FISICOS. En dosis bajas empieza como un ligero hormigueo en el cuerpo y una sensación de mayor peso en las extremidades que dura poco tiempo, cuando se incrementa la dosis esto pasa a ser muy intenso y el cuerpo parece desconectarse, se pierde la coordinación, no es fácil hablar debido a que se mueve muy lento la boca, es muy difícil controlar aún hacia dónde se está mirando. Es peligroso estar de pie o hasta sentadx durante los efectos y justo antes de que empiecen cuando se consume una dosis grande o un extracto muy concentrado.
PSICOLÓGICOS. Primero, igual que con el cuerpo, se percibe un ligero alentamiento o aletargamiento de los procesos mentales, tal vez se perciben ligeras distorsiones visuales relacionadas con la luminosidad. Cuando se aumenta la dosis, hay una fuerte desorientación acompañada de fugaces visiones incomprensibles que pueden confundir y asustar, es posible tener extrañas ideas sobre qué hacer o reacciones muy intensas y poco racionales frente a posibles amenazas que se pueden sentir completamente reales. Esta es una de las razones por las cuales se ha intentado fiscalizar esta planta y criminalizar su uso recreativo, en esos momentos del clímax del efecto con un extracto fuerte, se puede entrar en una especie de shock o ataque de pánico debido a lo que se esta viendo o sintiendo y es común que aparezcan movimientos reflejo como de huída o de protección sin realmente tomar en cuenta el entorno, por lo que se puede tirar objetos, muebles, romper vidrios, etc. Siempre debe haber alguien cuidando a la persona que vaya a consumir.

 

Sustancias relacionadas
La salvia divinorum y su compuesto psicoactivo, Slvinorin A o Alfa, no se pueden relacionar directamente con las demás sustancias psicoactivas, a pesar de que comparte ciertas propiedades de la familia de los Psiquedélicos.

La manera en que estos efectos ocurren en el cerebro y en la persona son completamente diferentes. La mayoría de las sustancias de esa familia, que se caracteriza así por su capacidad de provocar visiones y estados de introspección profunda que “manifiestan la mente”, actúan a través del neurotransmisor serotonina, mientras que la salvia divinorum es un agonista opioide que tiene efectos sobre los receptores opioides kappa. Esto lo relaciona más con los depresores y los opiáceos.

En la práctica provoca un estado visionario y su uso tradicional en las distintas culturas es muchas veces equivalente al de los hongos psiquedélicos (se utiliza la Salvia cuando no es temporada de hongos).

 

Formas de consumo
ORAL.- Se puede masticar las hojas frescas o remojando un poco los preparados con hojas secas, también estas se pueden dejar en la boca mientras se les exprime lentamente el jugo con los dientes, así se absorbe lentamente por la boca todo el Salvorin A. Puede tener un sabor muy desagradable y toma un poco más de 25 minutos el empezar a sentir los efectos. Cuando se ingiere sin dejar en la boca, los efectos resultan casi imperceptibles debido a que los jugos gástricos destruyen la mayor parte de las sustancias activas.
FUMADO.- Al inhalar el humo de las plantas frescas es bastante difícil llegar a sentir algo, sin embargo, con los extractos la diferencia es extraordinaria, los efectos aparecen casi de inmediato y la duración disminuye a un par de minutos. Esto puede resultar muy extremo cuando se trata de extractos con mayor concentración (arriba de 5x, recuerda que hay hasta 100x, pero esa concentración puede abrumar aún a una persona familiarizada con los efectos). Es común que la persona “se suelte” como si se desmayara, literalmente cayendo al piso, por lo que se debe retirar la pipa de las manos y cuidar que no haya objetos o muebles alrededor con los que se pueda golpear.

 

Dosis
Las dosis con la salvia divinorum son muy difíciles de medir. Dependen en gran medida de la presentación y de la vía de administración. Cuando se habla de las hojas frescas de forma sublingüal, se dice que una sola hoja puede ser una dosis adecuada y hay quienes dicen que se necesitan cinco o seis. Esto puede ser cierto en ambos casos ya que depende de la planta de donde se tomaron esas hojas y el tipo de cuidado que recibió.

Cuando se habla de los extractos de XXX, se recomienda empezar con 1/20 parte de gramo. Es decir, hay que partir el paquetito de un gramo en 20 partes iguales y sólo utilizar una parte. Una vez que se conoce la reacción del cuerpo se puede decidir si utilizar más o no. Esto muestra que no hay un estándar de dosis definido, y la reacción a la sustancia y su sensación de comodidad o incomodidad respecto a la intensidad de los efectos dependerá de la persona. Aún no hay un caso reportado de sobredosis por salvia divinorum, pero una sola dosis de un extracto muy potente puede volverse abrumadora e incontrolable.

 

Adulteraciones/cortes
SDebido a que se ha distribuido por vías legales, tanto en mercados de plantas tradicionales y medicinales como a través de sitios web y tiendas especializadas, es muy raro que esté adulterada. Con esta sustancia, lo importante es tener en cuenta que los paquetes o las catalogaciones no pueden servir como referencia en términos de su potencia, por lo que es muy importante utilizar medidas pequeñas desde el principio y cada vez que se esté probando una nueva “presentación” o producto.

 

Riesgos y contradicciones
Es importante tener claro que los efectos pueden causar que una persona pierda completo control sobre su cuerpo, sus pensamientos, no pueda hablar o reaccionar a cualquier situación específica, al menos por unos minutos.
Siempre es necesario que otra persona que no vaya a cosumir esté presente para cuidarte. Este cuidado implica también el quitarle la pipa de las manos, ayudarle a recostarse, tranquilizarla en caso de crisis y buscar ayuda en caso de emergencia.
Este nivel de alteración es imposible de controlar a pesar de estar muy experimentadx ya que el efecto de desconexión del sistema nervioso es casi total, entonces esto puede volverse muy peligroso e impredecible.
Es más fácil inhalar el humo a través de una pipa con filtro de agua (o bong) ya que el sabor del humo y la irritación que produce en la garganta y los pulmones disminuyen y se vuelven más tolerables.
Hay algunas salvias que pueden ser similares pero tener efectos tóxicos o más irritantes. Por eso, es importante saber reconocer la planta para identificarla en la naturaleza. No se debe recoger una planta que se cree que es salvia divinorum sin antes consultar a alguien instruido en su identificación.

 

Mezcla con otras sustancias
No hay mucha información disponible sobre las mezclas y sus interacciones,. Debido a la intensidad y naturaleza de los efectos, no es recomendable.

 

Legalidad
La salvia divinorum es legal debido a que su molécula es diferente a todas las otras moléculas psicoactivas que están fiscalizadas o reguladas y a que no se le han observado efectos tóxicos en ninguno de los estudios realizados. Esto es así tanto en México como en Estados Unidos y la mayoría de los países del mundo.

 

Reducción de daños
Lo más importante es cuidar la dosis, el entorno y compañía, y el estado mental, emocional y físico que tienes cuando te preparas para consumir. Estos factores determinan en gran medida la naturaleza de la experiencia.
No utilices pipas de vidrio, aun si hay otra persona ayudándote, la pérdida de coordinación puede causar que se te caiga, que te caigas sobre ella, que se la tires de la mano a quien la esté sosteniendo o demás problemas que acaban con vidrios por todos lados y que pueden lastimarte.
Intenta estar siempre recostadx antes de empezar a fumar, aunque pienses que puedes controlar algo tan sencillo como bajar al piso después de dar una inhalada, esto puede ser prácticamente imposible ya que los efectos son casi instantáneos.
Siempre empieza con una dosis pequeña, no importa si estás masticando las hojas frescas o fumando un extracto concentrado, la potencia es incierta y vale la pena saber cómo reacciona tu organismo con una dosis mínima antes de tomar o fumar más.

*** Vía Energy

 

Noticias