El otoño y la vida sexual

El otoño y sus efectos en la vida sexual.

A continucación les mostraremos algunas formas de como afecta nuestra vida sexual.

 

Más testosterona

En otoño nuestros niveles de testosterona aumentan (esto también incluye a las mujeres), la testosterona despierta nuestro ancestral instinto de apareamiento y el deseo sexual. Esto se fue arraigando en nuestra raza por la disminución de luz solar en esta temporada, lo que aumenta la actividad social y además, la oscuridad se presta a muchos “juegos sexuales”.

Hombres más atractivos

En otoño la balanza se inclina del lado masculino, y es que durante el verano las más asediadas son las mujeres, al utilizar ropas ligeras son presas de constantes miradas lascivas pues por las altas temperaturas se ven obligadas a mostrar más el cuerpo.

Pero en otoño esto cambia, se da el llamado “efecto contraste”, al hacer frío, las mujeres se cubren y los hombres lucen más atractivos por su mayor volumen de grasa corporal, lo que se relaciona con el calor y la protección.

Dieta otoñal

Alimentos con ingredientes como la calabaza son tradicionales en esta época del año. Un estudio comprobó que el olor a calabaza aumenta en un 20 por ciento el flujo sanguíneo del pene, y si se mezcla con lavanda este aumento podría llegar al 40 por ciento.

Hay una relación directa entre el bulbo olfativo y el centro de placer del cerebro, que controla la respuesta sexual de los hombres. Este tipo de olores en la comida tradicional de otoño podría desencadenar una “reacción pavloviana”, algo relacionado con la añoranza hogareña y de relajarse.  También indican que los hombres pudieron haber evolucionado para encontrar en la temporada de cosecha el mejor momento para encontrar una pareja y procrear.

Cita de otoño

Que mejor momento que el otoño para tener una cita, acurrucarse en el sillón y ver películas, para después terminar en la cama con una candente sesión de sexo. Entre más frío se sienta, más motivados para el sexo resultamos.

Los científicos explican que la sensación de frío activa un anhelo por el calor en todas sus formas, incluido el calor producto de las relaciones sexuales. Inconscientemente nos volvemos más cálidos y generosos, y por supuesto más dispuestos para el sexo.

El amor está en el ambiente

Un estudio realizado a través de un análisis a los estados de Facebook, indica que en verano hay mas rupturas amorosas, lo que provoca que los usuarios cambien su estado de “En una relación” a “Soltero”, el efecto es contrario en otoño y el amor nace con mayor auge en esta época. Sólo hay que esperar que nuestro “amor de otoño” dure hasta la próxima estación.

Más encargos de nenucos

Estadísticamente hablando, el otoño es la temporada más fértil del año. Los niveles de concentración de espermatozoides son mayores al final del otoño, esto por el calor del verano. Entonces es más probable embarazar a alguien en estas fechas.

***Vía Sdpnoticias

 

Noticias