Esteban Pastorino Díaz

Esteban inicia estudiando ingeniería mecánica pero no la termina y comienza a dedicarse a la fotografía ya que esta le trae una gran pasión desde su padre al cual le fascina la fotografía.

A Esteban le gusta tomar fotos a espacios solitarios, hacer tomas aéreas de varios de esos ámbitos que dan una sensación de cercanía y lejanía al mismo tiempo, proponiendo al espectador un punto de vista poco habitual de paisajes habituales.

Pastorino utiliza tanto procesos de impresión artesanales como cámaras de su propia creación para obtener imágenes que se alejan de la percepción natural del ser humano.

En el 2012 recibió la certificación de Guinness World Records TM por haber creado el negativo fotográfico más largo del mundo cuyo largo total es de 39.54 metros, para lograrlo tuvo que construir una cámara panorámica capaz de cargar asta 305 metros de película 35mm.

La fotografía representa un recorrido de casi 15 minutos y poco más de 3 km por el Centro de la Ciudad de Buenos Aires.

Aquí les mostramos un poco de su trabajo:

 

 

 

 

Noticias