Con la inteligencia artificial envejeceremos menos y se acabara la soledad

Es lo que dice Bismart, una empresa española que utiliza la inteligencia artificial y el Big Data, entre otras cosas, para buscar soluciones a estos males.Sí, salvar el mundo, o al menos paliar algunos de sus mayores problemas, como el envejecimiento de la población, o la soledad. Es lo que quiere hacer la empresa española Bismart, que considera que los males citados podrían ser resueltos o minimizados con la ayuda de la inteligencia artificial (IA). Este fue el leit motiv de un evento que se celebró en junio pasado en Barcelona, organizado por la propia Bismart y por Microsoft.

“El envejecimiento de la población es un tsunami que nos arrastra, y la soledad, la epidemia de la sociedad moderna”, dice Bismart. Utilizar el Big Data y la inteligencia artificial para dar salida a estos problemas, es una de las soluciones que plantea, con sistemas que permiten agregar datos sobre servicios, salud, población, actividad económica, uso de suministros básicos o gestión de residuos para facilitar así la predicción de grupos y territorios que necesitan ayuda.

“Estamos planificando mal. Los servicios sociales están saturados y no estamos dedicando los recursos eficientemente. Además, el sobreenvejecimiento hace que las enfermedades aumenten y sean más complejas. Los recortes, debidos a la crisis económica, significan menos médicos, los médicos se jubilan y no se sustituyen.” dice Albert Isern, CEO de Bismart.

Esta es una de las razones por las que la empresa española utiliza sistemas avanzados de análisis de datos que permiten evolucionar de un enfoque paliativo a un enfoque proactivo, y distribuir los recursos de forma más eficiente, garantizando así que lleguen a las personas que más los necesitan.

La idea es poder predecir cuándo hay que proporcionar ayudas sin que los afectados tengan que pedirlo y antes de que se produzca la emergencia.

Gracias a los algoritmos predictivos es posible detectar qué territorios y tipos de familias necesitan los recursos, de forma que se distribuyen según la urgencia y prioridad. Así, la administración puede saber a quién tiene que proporcionar ayudas sin que la persona o familia afectada tenga que pedirlo y antes de que se produzca la emergencia.

Bismart también ha aplicado la inteligencia artificial a la gestión sanitaria con la herramienta Folksonomy, que permite mejorar la gestión clínica mediante tecnologías de Procesamiento del Lenguaje Natural, haciendo más eficiente el diagnóstico médico y optimizando procesos como el tratamiento farmacológico. En la empresa señalan que esta tecnología está ayudando ya a obtener procesos mucho más precisos, para tomar las mejores decisiones que velen por la seguridad del paciente.

***Vía Muyinteresante

 

Noticias