Las relaciones sexuales brindan un mejor sentido a la vida

Existen una serie de beneficios a la salud, las cuales se asocian con tener relaciones sexuales, tanto físicas como mentales. Durante mucho tiempo, el sexo se ha relacionado con una vida prolongada y un menor riesgo de enfermedad es cardiovasculares. Por esta razón, una nueva investigación sugiere que tener relaciones sexuales también podría darle un mayor sentido a tu vida.

Las relaciones sexuales fortalecen lazos y brindan felicidad
Un equipo de investigadores de la Universidad George Mason se propuso explorar la relación entre el sexo y el bienestar, que incluía el estado de ánimo y la sensación de significado en la vida, en un estudio, publicado en la revista científica Emotion.

Para llevar a cabo la investigación, le pidieron a 152 estudiantes que llevarán durante tres semanas, todos los días, un registro de sus comportamientos sexuales, emociones y sentimientos. El bienestar de las personas se midió por sus sentimientos positivos, el estado de ánimo y lo significativo que sentían que su vida era cada día.

Los investigadores también detectaron que las personas eran más felices y encontraban un sentido a sus vidas el día después de cualquier tipo de actividad sexual, desde besos profundos hasta relaciones sexuales. Este enlace no dependía de cuán satisfactoria o íntima era la experiencia, o si estaban en una relación.

Todd Kashdan, autor principal del estudio, comentó para la revista TIME que “probablemente se deba a nuestro deseo natural de pertenecer y que el sexo puede traducirse como un signo de aceptación e inclusión.”

Cualquier tipo de experiencia sexual parece mejorar el bienestar. Sin embargo, lo opuesto no era verdad; la felicidad no predijo, en el análisis, más comportamiento sexual, lo que refuerza la afirmación de Kashdan de que el vínculo entre el sexo y el bienestar se debe al sexo mismo.

Aquellos participantes––un poco más del 60 % –– que comentaron sentirse cerca de sus parejas también aseguraron tener un mayor sentido de la vida y un estado de ánimo positivo. Kashdan agregó que esto se debe a la sensación de reafirmación que siente una persona en una relación cercana después de tener relaciones sexuales con su pareja.

El sexo, dijo, es un remedio para la soledad y el aislamiento, una “terapia sin terapeutas”.

El contacto sexual es una comunicación de aceptación e inclusión social de aquellos con quienes tenemos intimidad. “Hay algo profundo acerca de que otra persona te dé acceso a su cuerpo y acepte el acceso al tuyo”, agregó Kashdan. Esta experiencia de vulnerabilidad y aceptación puede ser una poderosa señal de inclusión que mejora la salud emocional.

El sexo y la inclusión social
Otra investigación de Kashdan señaló que existe un vínculo entre el sexo y la inclusión social. Usando un método similar de diarios, las personas registraron sus experiencias sexuales, preocupaciones de ser juzgados por otros y sentimientos de inferioridad.

Al día siguiente de una experiencia sexual placentera, aquellos con niveles clínicos de ansiedad social parecían mostrar un mayor beneficio del sexo que aquellos con baja ansiedad social; respondieron de manera muy similar a las personas sin ansiedad social al informar sus síntomas.

***Vía Muyinteresante

 

Noticias