Atracones de alcohol podrían incrementar problemas cardíacos

Uno de cada cuatro hombres y una de cada diez mujeres reportaron darse atracones de alcohol frecuentemente.Las personas que parrandean mucho en su veintena terminan pagando por ello más tarde con un riesgo mayor de enfermedad cardiaca, según un estudio reciente.

Las personas que parrandean mucho en su veintena terminan pagando por ello más tarde con un riesgo mayor de enfermedad cardiaca, según un estudio reciente.

Los adultos jóvenes que se dan atracones de alcohol tienen más probabilidades de tener factores de riesgo cardiacos como la hipertensión, niveles altos de colesterol y niveles más altos de azúcar en la sangre, encontraron los investigadores.

“Están realizando una conducta que puede resultar en algo más que en una mala resaca”, dijo la investigadora principal, Mariann Piano, profesora en la Facultad de Enfermería de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee.

Los atracones de alcohol se definieron como tomar 5 bebidas alcohólicas o más de seguido para los hombres en una ocasión dada, y 4 bebidas alcohólicas o más para las mujeres, dijo Piano. Se considera que las personas se dan atracones de bebida frecuentemente cuando esto sucede más de 12 veces al año.

El equipo de Pianno se centró en los adultos jóvenes. “La generalización, la intensidad y la regularidad de los atracones de alcohol de la juventud de hoy en día son mayores que las de las generaciones previas”, dijo Piano.

El nuevo estudio analizó datos de más de 4,700 personas de 18 a 45 años de edad de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU.

Uno de cada cuatro hombres y una de cada diez mujeres reportaron darse atracones de alcohol frecuentemente, encontraron los investigadores. El 29 por ciento de los hombres y el 25 por ciento de las mujeres se dieron algún atracón de alcohol de forma ocasional.

El estudio no pudo demostrar causalidad, pero los hombres jóvenes que frecuentemente bebían dándose atracones tenían una presión arterial sistólica más alta (la presión existente en los vasos sanguíneos durante un latido del corazón). Los hombres que se dieron atracones de alcohol también tenían unos niveles más altos de colesterol.

Las mujeres jóvenes que se dieron atracones de alcohol tendían a tener unos niveles más altos de glucosa en la sangre, lo que aumentó su riesgo de diabetes, señaló Piano.

Estos resultados muestran que los jóvenes que se dan atracones de alcohol podrían estar poniendo las condiciones para sufrir futuros problemas cardiacos, dijo el Dr. Richard Becker, director del Instituto del Corazón, el Pulmón y Vascular de la Universidad de Cincinnati.

“La hipertensión y el colesterol alto son factores de riesgo potentes de eventos cardiovasculares, incluyendo los ataques cardiacos, los accidentes cerebrovasculares, la insuficiencia renal y la muerte”, dijo Becker. “Representan los problemas de salud globales de una proporción incomparable que no solo sigue aumentando, sino que se están detectando a unas edades más tempranas”.

Piano indicó que no se trata de que los que se dan atracones de alcohol quizá también sean adictos a la comida basura y personas sedentarias. Los efectos negativos de los atracones de alcohol persistieron incluso después de que los investigadores tuvieran en cuenta la dieta y la actividad física.

“Tras controlar estas variables, todavía encontramos que los hombres tenían una presión arterial sistólica más alta, por ejemplo”, señaló Piano.

Los adultos jóvenes deberían pensar en dejar de beber tanto alcohol para proteger su salud cardiaca, concluyó.

“Es realmente importante que los adultos jóvenes comprendan que lo que hacen en su juventud puede afectar a su salud en un momento posterior de su vida”
, dijo Piano.

***Vía Debate

 

Noticias