Las ventajas de viajar sin maleta (facturada)

Viaja con equipaje de mano y ahorra tiempo, dinero y disgustos. Te damos todas las claves para que viajes sin facturar maleta. ¡No te los pierdas!.

Se mire por donde se mire, viajar sin maleta (facturada) es una fuente de ventajas casi infinita. No te asustes, viajar sin maleta facturada no significa que no puedas llevar equipaje durante tu viaje. Viajar sin maleta (facturada) significa que no podrás llevar más equipaje que el equipaje que lleves en cabina, esto es, el equipaje de mano (vamos, una maletita). Ponte cómodo y toma nota, porque en este artículo ponemos a tu alcance todo el conocimiento necesario para que tú también seas un experto en el arte de viajar sin maleta (facturada). Aprende, practica, disfruta. ¡El facturar se va a acabar!

Y es que viajar sin maleta (facturada) es una maravilla. No lo decimos nosotros, lo dicen los hechos. Para empezar, si viajas solo con equipaje de mano estarás más cómodo porque serás más ligero (casi no tendrás que cargar con equipaje). No solo eso. También ahorrarás, ahorrarás en muchísimas cosas. Ahorrarás tiempos de espera (¡olvídate de tener que esperar tu maleta en el torno de los equipajes!), ahorraras dinero (prácticamente nadie cobra extra por viajar con equipaje de mano, mientras que por viajar con equipaje facturado cada vez son más las aerolíneas que cobran) y te ahorrarás disgustos innecesarios (tu maleta no volverá a extraviarse porque, ¡no llevas maleta!).

¿Aún piensas que tú no puedes viajar sin maleta? Claro que puedes porque querer es poder y, en este caso, también saber. Descubre con Skyscanner el arte de viajar sin maleta que, para ejercer correctamente, requiere poner en práctica estas cinco reglas básicas para viajar sin maleta (facturada).

1. Lee bien las condiciones del equipaje de mano de tu aerolínea
Aunque las aerolíneas suelen tener unas condiciones muy similares para sus equipajes de mano, no todas las aerolíneas tienen las mismas condiciones para sus equipajes de mano. Unas compañías aéreas los permiten más grandes, otras más pequeños, más pesados o menos. Unas aerolíneas permiten solo un bulto como equipaje de mano, otras permiten dos (una mochila o maleta más un ordenador, tablet o bolso). Si quieres viajar solo con equipaje de mano, estudia la aerolínea con la que quieres viajar antes de comprar un vuelo

2. ¿Y si a la hora de embarcar te dicen que “tienes que facturar”?
Puede pasar que, tras pasar los controles de seguridad del aeropuerto (recuerda que en los controles de seguridad del aeropuerto no controlan que los equipajes de mano cumplan con la normativa de tamaños y pesos de cada aerolínea, ahí solo controlan que no lleves artículos prohibidos), llegues a tu puerta de embarque y el personal de cabina te diga que tienes que facturar. Esto puede ocurrir por dos motivos:

– Que tu equipaje no cumpla las condiciones de la aerolínea (de ahí que el punto 1 sea “lee bien las condiciones del equipaje de mano de tu aerolínea”). En ese caso, no te quedará más remedio que facturar y pagar, seguramente, pagar más caro que si hubieras facturado a la hora de comprar el billete. No cometas este error de novato. Si quieres viajar sin maleta, asegúrate de que tu equipaje de mano tiene las dimensiones adecuadas.

Que haya ya demasiados equipajes de mano a bordo del avión. Esto es una realidad cada vez más frecuente: como mucha gente viaja o quiere viajar solo con equipaje de mano, falta sitio en el avión y algunas maletas se ven abocadas a la bodega. En este caso no tendrás que pagar extra, pero tendrás que recoger tu maleta en el torno (con el consiguiente riesgo de extravío y la ineludible pérdida de tiempo a la espera de que tu equipaje salga por torno).

Existe una posibilidad para que, en este segundo caso, aun estando los compartimentos de equipaje del avión llenos, puedas llevar tu equipaje de mano en cabina. Esta opción es que lleves el equipaje de mano entre las piernas (a veces hay que insistir bastante al personal de cabina para que te lo permita). No es una opción cómoda, pero es una opción. Una opción muy a tener en cuenta si en tu equipaje de mano llevas artículos sensibles (cámaras, ordenadores, vino, etc.) que no quieres que te destruyan los “delicados” porteadores de las maletas. Una forma de evitar este pequeño gran inconveniente es intentar embarcar cuanto antes: ¡los primeros equipajes de mano siempre tienen sitio en cabina!.

***Vía Skyscanner

 

Noticias