Las cantinas mas famosas de México

Uno de los establecimientos más tradicionales y encantadores, las cantinas encarnan la más genuina vida nocturna de nuestra capital.Alguna vez Salvador Novo bautizó a las cantinas mexicanas como “templos de dos puertas”. Este sobrenombre implica una cierta sacralidad por ningún motivo exagerada de los muchos espacios, tanto físicos como simbólicos, que es una cantina en México; se trata lugares de esparcimiento y socialización, pero también de una especie de refugio del mundo exterior cuyo espíritu está arraigado hasta la médula —en sus antojitos, sus bebidas, su música y sus asistentes asiduos— en lo mexicano.

Y es que aún hoy, en tiempos de música electrónica e impresionantes clubes nocturnos, las cantinas mantienen un enorme público (que incluye por supuesto jóvenes) por su más que única personalidad y su profundo encanto. Estos establecimientos son, desde hace muchas décadas, el corazón de la vida nocturna de nuestra capital y de nuestras tradiciones. Sus espacios, sus detalles, su música y su muy singular estilo tienen un toque profundamente cercano y por esta razón, las cantinas de la Ciudad de México son una parte esencial de su vida nocturna.

Hemos seleccionado siete de las cantinas más tradicionales de la ciudad para aquellos interesados en estos fantásticos espacios…

La Faena
Venustiano Carranza # 49, colonia Centro, Cuauhtémoc.
Un museo taurino y una de las cantinas más emblemáticas y antiguas del Centro Histórico, donde es posible disfrutar de tragos tradicionales en un ambiente que se antoja antiguo y excéntrico al mismo tiempo.

La Coyoacana
Higuera # 14, colonia Barrio de la Concepción, Coyoacán.
Si ya de por sí Coyoacán se siente como un pequeño pueblo, este lugar que tiene varios años tiene el gusto de una cantina de un pequeño poblado con la ventaja de su preciosa terraza al aire libre.

Salón Corona
Bolívar # 24, colonia Centro, Cuauhtémoc.
El Salón Corona abrió sus puertas en 1928 y hasta hoy se mantiene como un clásico del centro de la Ciudad de México en el que es posible disfrutar un caldo de camarón de bienvenida, tacos, tortas y otros antojos, y por supuesto, una enorme variedad de cervezas mexicanas. La primera fue la de la calle Bolívar, pero hoy cuenta con siete sucursales.

La Ópera
5 de mayo # 10, colonia Centro, Cuauhtémoc.
Una de las más hermosas y legendarias cantinas de la ciudad, La Ópera abrió sus puertas en 1876. Su comida es deliciosa y su ambiente de época se encuentra lleno de leyendas de la Revolución Mexicana y otros grandes momentos de la historia de México.

Salón Covadonga
Puebla # 121, colonia Roma Norte, Cuauhtémoc.
Conocido cariñosamente como “el Covadonga”, este salón se caracteriza por su clásica comida asturiana, sus mesas especiales para jugar dominó, sus salones privados, y el espectacular servicio de quienes ahí trabajan.

El Gallo de Oro
Venustiano Carranza # 35, colonia Centro, Cuauhtémoc.
Otra de las cantinas antiguas del Centro Histórico (que abrió sus puertas en 1874), El Gallo de Oro ofrece deliciosa comida típica cantinera. Se trata de un lugar con un ambiente literario especial: durante más de 100 años a atraído a escritores, poetas y otras figuras del universo intelectual de la Ciudad de México.

El Tío Pepe
Independencia # 26, colonia Centro, Cuauhtémoc.
Cuenta la leyenda que esta fue la cantina preferida de William Burroughs durante su época en la Ciudad de México. Decorada al más clásico estilo de una cantina mexicana vieja, lujosa y con una espectacular barra de madera, este clásico nacido en el Porfiriato aún atrae a cualquiera que busque una gran noche en la Ciudad de México.

***Vía Mxcity

 

Noticias