La UNAM recomienda masturbarse para evitar enfermedades

Mejora la circulación, aumenta la concentración y contrarresta disfunciones sexuales. Julián Alcalá Ramírez, investigador de la Facultad de Medicina de la UNAM, dio una entrevista en la que derriba los mitos más comunes sobre la masturbación y además, enlistó algunas de sus ventajas.

El académico mencionó que se trata de un acto saludable donde no sólo se involucran los genitales, sino todo el cuerpo y por ello, puede tener consecuencias positivas para el bienestar.

Contrarresta disfunciones sexuales
Contrario a algunos mitos que aseguran que la masturbación es capaz de destruir la intimidad en una pareja, puede funcionar como auxiliar de disfunciones sexuales como la eyaculación precoz o la falta de lívido y así, mejorar las relaciones sexuales.

Prevención de embarazos y enfermedades de transmisión sexual
De acuerdo con el investigador, masturbarse puede causar el mismo placer que las relaciones sexuales con otra persona pero, con la diferencia de que con ésta no existen riesgos de embarazo, ni de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual.

Mejora la salud
Con la masturbación, la actividad cerebral aumenta mejorando la capacidad de abstracción, fantasía, memoria, y disminuye la probabilidad de tener un accidente cerebrovascular.

Se producen más hormonas que en otros momentos. Específicamente, se produce una gran cantidad de endorfinas, las encargadas de brindar placer y tranquilidad mental; en consecuencia, las personas se relajarán y dormirán mejor.

Esta actividad es un ejercicio cardiovascular, en tanto que se respira más y la sangre llega de forma más efectiva al corazón. Masturbarse equivalente a subir seis pisos.

También mejora la actividad en las vías respiratorias.

“Es benéfico siempre y cuando lo que se utilice esté limpio, ya sean las manos o algún otro utensilio.

¿Y los mitos?
Sobre el tema, el académico desmintió uno de los mitos más comunes es la creencia de que la masturbación sólo la practican los adolescentes, las personas inseguras, las que no tienen pareja o que llevan una mala relación con ella. “Se puede tener pareja y una vida sexual buena, y esto no quiere decir que no se masturben”, dijo.

Hay mitos que resultan absurdos, por ejemplo, que salen “pelos en las manos”, provoca epilepsia, cambia la orientación sexual, hace daño psicológico, “pero, la masturbación es una práctica natural”.

Alcalá Ramírez expresó que, según algunos estudios, los hombres se masturban por lo menos siete u ocho veces más que las mujeres. Lo anterior se debe a que tienen menos represión social en este sentido.

***Vía SDPNoticias

 

Noticias