Razones para viajar en coche

Las escapadas ya no tienen excusas. El verano está a la vuelta de la esquina y las escapadas no se hacen esperar. Según datos de la DGT, en 2017 aumentaron los desplazamientos en coche. Trenes y aviones son una seria competencia, pero el placer de salir de nuestra casa y llegar a nuestro destino no tiene precio… Sin controles, sin arcos de seguridad y sólo con los olvidos propios de una persona despistada.

¿Qué quiere decir esto, viajeros? ¿Que a los españoles nos gusta ir por nuestra cuenta? Parece que sí. Viajar sobre cuatro ruedas nos da una libertad única. La experiencia de un viaje en carretera es inolvidable. Ahora es momento de pensar próximo destino y posibles compañeros de viaje. Nunca está de más recordar lo evidente…

1. Disfruta de los paisajes
¿Quién no ha ido conduciendo acompañado de grandes -y verdes- montañas que dejan a cualquiera sin habla? Disfrutar de esos rayos de sol que aparecen entre las nubes y se reflejan en el mar son momentos de paz absoluta. Son los momentos los que hacen que el viaje sea una buena experiencia.

Cuando decidimos ir en coche, nos arriesgamos indiscutiblemente a llegar tarde al destino ya que siempre es tentador parar y disfrutar de un pueblo escondido, de un puerto de montaña o de un paisaje de altura. Nuestro coche es un mirador portátil.

2. Detente cuando y donde quieras
La vida es muy rápida y las prisas, a veces, nos hacen olvidar la importancia de disfrutar el trayecto. Cuando viajamos en coche, descubrimos carreteras extrañas, lugares mágicos, restaurantes caseros que pueden merecer la pena.

Viajar en coche es tener la libertad de detenerse a hacer una buena fotografía. Siempre con mucha precaución. Eso está claro. Pero ¿no es magnífica esa libertad? ¿Pasar la noche en algún hotel con encanto? La libertad no se negocia.

3. Escucha tu música favorita… ¡y canta a todo pulmón!
No es lo mismo cantar Highway to Hell de AC-DC a todo pulmón en el coche que tarareándola en algún aeropuerto con los auriculares en los oídos. Mozart no suena igual en nuestro coche que en un asiento de avión. No es lo mismo y lo sabemos. Por eso, le damos tanta importancia a la música en el coche.Poner tu lista de reproducción favorita o disfrutar de las canciones de tus compañeros de viaje, puede ser muy divertido. Uno porque puedes conocer nueva música y dos porque las puedes repetir las veces que quieras.

4. Cambia de planes y desvíate Eres el dueño del viaje y puedes ir o regresar cuando quieras.
¿Llegaste a un sitio lleno de turistas con gorra, sandalias y calcetines? Súbete al coche. Encontrar el sitio donde sentirse bien sólo es cuestión de tiempo. Lo importante está: el coche y las ganas.Si viajas en coche puedes cambiar tus planes si algo no está como quieres. Si recuerdas un camino o alguien te recomienda un desvío, puedes hacerlo (si todos están de acuerdo). No hay nada mejor que viajar con auténticos aventureros.

5. Charla sin pudor
Una declaración de amor o una opinión sobre nuestro jefe no es tema de debate en un asiento “comprimido” de un vuelo de dos horas. Las conversaciones son parte importante del viaje. Si has hecho algún viaje largo en coche sabes de lo que hablamos. Las charlas existenciales, las anécdotas, las historias de tus compañeros de carretera son perfectas para conocerse y profundizar en tus relaciones. Además, es muy interesante porque tú mismo los has escogido para viajar porque en definitiva son las personas a la que quieres y con las que te gusta estar. Sin duda, es mucho mejor que pasar horas en un avión o en un autobús rodeados de gente que no conoces.

6. Haz la maleta que te dé la gana
Viajar en coche es volver a los momentos en los que hacías la maleta sin báscula al lado. ¿Lo recuerdas? Posiblemente los aviones hayan cambiado las reglas de los viajes, pero para los amantes del motor, el equipaje no es un problema. Además, de poner el maletero a prueba, puedes comprar los regalos sin pensar en pagar dinero extra por exceso de equipaje. ¿Te gustó un cuadro de aquel artista anónimo mientras caminaba por las calles de Granada? Lléveselo a casa en coche sin ningún problema.

7. Llega al destino disfrutando del camino
Los kilómetros pierden importancia si el camino toma protagonismo. Quien es fan de viajar en coche sabe que viajar en carretera nos permite apreciar esos pequeños detalles que no serían posible ver si viaja en avión o tren.

8. Ahorra y disfruta
Último y no menos importante: ahorrar. Si viajas en coche, puedes dividir el gasto de la gasolina entre los viajeros. No cabe duda de que viajar en coche es la opción más económica para escaparse cuando hay ganas y poco dinero. Además, si queremos ahorrar aún más, nuestro coche puede ser cama, comedor y balcón.

***Vía Marca

 

Noticias