Qué hacer sobre una resaca de marihuana

weed-hangover-symptoms-cannabis-infoOh, la maravilla de despertarse por la mañana con un dolor de cabeza intenso, sintiendo náuseas y sintiéndote muy, ¡pero que muy mal! Es probable que la mayoría de nosotros hayamos experimentado al menos un par de estas resacas horribles que hacen que te arrepientas de la noche anterior. ¿Qué pasa con las resacas como consecuencia de haber estado fumando hierba? ¿Existen? Algunas personas dicen que no, mientras que otras afirman que, efectivamente, son de verdad.

Si te despiertas con resaca después de haber estado de fiesta toda la noche, lo mejor que te podría pasar es que estés de bajón. Pero si tienes un caso realmente severo de destrucción corporal después de la jarana del día anterior, entonces quizás podrías pasarte el resto del día vomitando, todo ello acompañado de un dolor de cabeza de proporciones épicas.

Nos referimos a ese tipo de resacas asquerosas que son el producto de una larga sesión bebiendo lo que te han puesto delante, donde acabas bailando la Lambada y bebiendo chupitos en el cuerpo de la mujer de tu mejor amigo. Esa puede ser la señal de que tu noche ha sido épica, pero este tipo de resaca no se la desearías ni a tu peor enemigo.

En resumen: una resaca no es, para nada, algo agradable.

La buena noticia es que aquellos que sostienen que la hierba puede provocar resaca, afirman que por lo general son más suaves.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS ACERCA DE LA HIERBA Y LAS RESACAS
Como ocurre casi siempre en el campo de los estudios sobre el cannabis, no existen demasiadas investigaciones científicas sobre las resacas del cannabis. Pero en este caso hubo al menos un par de estudios, por lo que podremos extraer conclusiones sólidas sin tener que confiar únicamente en anécdotas sin ningún tipo de base científica que las pruebe.

Una investigación relativamente conocida que relaciona el cannabis con las resacas se publicó en 1985. A un pequeño grupo de 13 personas les dieron porros y placebos antes de someterlos a algunos tests estándar. Tras dormir toda la noche, se realizaron de nuevo pruebas sobre los sujetos del experimento.

La conclusión del estudio sugiere que “fumar marihuana puede producir efectos residuales (de resaca) el día después de haber fumado. La naturaleza precisa y la extensión de estos efectos, así como sus implicaciones prácticas, tiene que ser determinado”.

Sí, estás en tu derecho de pensar que no hemos aprendido nada sobre ello, incluso si el estudio concluye que estos descubrimientos son significativos.

El siguiente estudio “importante” se llevó a cabo en 1998 con un pequeño grupo de muestra formado por tan solo 10 personas, y los investigadores llegaron a la conclusión de que fumar un único porro tan solo tenía efectos residuales mínimos.

Hay mucho que criticar y que cuestionar sobre estos estudios. Desde los pequeños (reducidos) grupos usados, hasta el hecho de que los fumadores de cannabis que decían tener resaca, las padecen solo cuando fumaban más de un porro.

¿PROVOCAN RESACAS TODOS LOS TIPOS DE CANNABIS?
Pese a que los estudios que se han realizado hasta el momento no es que sean particularmente informativos, sí que hay algo innegable a todos ellos: para que la hierba produzca resaca, una persona debe fumar algo más que una pequeña cantidad o un único porro.

Como entusiasta del cannabis, es probable que sepas que fumar hierba no afecta a todo el mundo de la misma manera. No solo existen diferentes tipos de cepas de marihuana, con variaciones tanto en sus efectos como en sus componentes activos como el THC, sino que algunas personas pueden fumar toda la noche, mientras que otras tienen una tolerancia muy baja y se colocan con solo mirar a un canuto. Así que si quieres asegurarte de no sufrir una posible resaca a causa de la hierba, lo primero que deberías hacer es tomártelo con calma.

COMESTIBLES VS. FUMAR CANNABIS

Merece la pena tener en cuenta que la mayoría de las personas que han informado de casos de resacas con hierba las sufrieron tras haber consumido comestibles o concentrados de cannabis. El típico porro no parece que las provoque, al menos por lo que cuentan estas historias.

De nuevo, deberíamos tomar todos estos datos con pinzas. Sabemos que es mucho más fácil pasarse de la raya con el cannabis a base de comestibles y concentrados, ya que resulta más complicado calcular las dosis. Así que las resacas de las que tenemos constancia podrían consistir simplemente en alguien que ha ingerido demasiada hierba en relación a su nivel de tolerancia.

Por lo general, los comestibles suelen hacer efecto más tarde que cuando fumamos cannabis, y además su efecto también dura más de tiempo. Otra explicación podría ser que estos consumidores se hayan despertado todavía colocados por los comestibles, y que hayan confundido los “síntomas” de su subidón, todavía presente, con los de una suerte de resaca.

¿Y QUÉ OCURRE CON LAS RESACAS DE HIERBA A CAUSA DE LA DESHIDRATACIÓN?
Una de las causas principales de la típica resaca por beber demasiado es la deshidratación. El sentido común, por tanto, nos dice que fumar hierba provoca deshidratación. Al hacerlo nuestra boca tiende a resecarse. La tan temida boca de algodón que cualquier amante de la hierba conoce tan bien.

Lo interesante aquí es que, pese a que mucha gente cree que sí, fumar hierba no causa deshidratación. La sensación tan poco agradable de tener la boca de algodón está en realidad producida por la falta de saliva. Estudios recientes en este campo han comprobado que el THC, uno de los cannabinoides psicoactivos que se encuentran en la marihuana, se une a los receptores de cannabinoides que además están en todas partes del cuerpo, incluidas las glándulas salivales. De ahí que el THC que se encuentra en el cannabis parece ser el causante de bloquear los impulsos de los nervios responsables de producir saliva.

Incluso si por lo que parece fumar cannabis no es el responsable de la deshidratación a la que induce la resaca, es importante mantenerse de todas formas hidratado. Beber abundante agua puede ayudar y mucho, además podría servir para disminuir los síntomas de una posible resaca.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UNA RESACA PRODUCIDA POR LA HIERBA?
Al igual que con una resaca “de verdad” los síntomas de una resaca de hierba varían. Estos pueden ir desde que nos sintamos cansados y perezosos, hasta tener los ojos secos y rojos, pasando por náuseas severas. De nuevo, de lo que nos podemos fiar aquí es de los que algunos fumadores afirman haber sufrido, y es posible que todos estos síntomas no sean lo que parece.

Fatiga y vagancia

Si estás cansado después de una noche fumando demasiado, lo mejor que puedes hacer al despertarte por la mañana es darte una ducha fría e ir a dar un paseo. Hay quien sostiene que un café también ayuda a superar una resaca de hierba. Mantenerte hidratado bebiendo bastante agua te vendrá bien.

Dolor de cabeza

Si te despiertas con un profundo dolor de cabeza y crees que es por haber fumado demasiada hierba, existen algunas cosas que te ayudarán. Los medicamentos sin receta como la aspirina, el ibuprofeno o el paracetamol llevan mucho tiempo echándole una mano a los resacosos, y también podrían ayudarte en este estado.

Si no te gustan demasiado estos comprimidos, podrías probar con compresas frías o masajes en la sien para deshacerte de tu dolor de cabeza.

Ojos secos

Por una vez, el clásico estereotipo de que los fumetas tienen los ojos rojos y secos no va demasiado desencaminado. La razón de que ocurran estos síntomas es que el cannabis aumenta el flujo sanguíneo que va dirigido a los ojos. Que tengas periodos de sequedad y rojez en los ojos al fumar hierba es de hecho bastante normal, y nada por lo que tengas que preocuparte. Si tus ojos secos te molestan durante más tiempo del debido, puedes probar a aliviarlos con algún tipo de colirio.

Náusea

Además de un dolor de cabeza pesado, sufrir náuseas es probablemente el segundo síntoma menos agradable que se asocia con una resaca por haber fumado hierba. Si te despiertas con náuseas es difícil que te apetezca alimentarte bien, pero de todas formas deberías intentar comer algo. Tómatelo con calma y limítate a comer cosas ligeras. Asegúrate también de beber agua para mantenerte hidratado.

CONCLUSIÓN
Necesitamos que se lleven a cabo más estudios científicos sobre el cannabis y sus efectos secundarios y posteriores, incluidas las resacas derivadas de su consumo. Pero hasta que esto ocurra, solo nos podemos fiar de informes basados en anécdotas sobre las causas que lo provocan y cómo tratarlas. Si experimentas resacas por hierba, lo lógico sería reducir la dosis la próxima vez para prevenirlas.

***Vía Cannabis

 

Noticias