El plan de McDonald’s para recuperar la clientela en México

evm__750x537Un escándalo en un restaurante de McDonald´s en el Estado de México, así como críticas a la procedencia de los alimentos, obligaron a la cadena de hamburguesas a abrir las puertas de sus cocinas a los clientes y medios de comunicación en México, para mostrar la calidad y proceso de elaboración de sus productos.

En 2015, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) clausuró un restaurante de McDonald’s en Tlalnepantla, después de que un cliente denunció que encontró restos de rata en su hamburguesa. En ese año, la empresa pasó de una participación de mercado de 30.7% a 28.8% en 2016, casi dos puntos porcentuales menos, según datos de la agencia Euromonitor.

Justo hace dos años fue cuando la cadena de hamburguesas decidió poner en marcha el programa Puertas Abiertas, en el que se da una visita guiada a los comensales por las cocinas de la empresa, para observar los procesos de limpieza, organización y preparación de los alimentos.

“México fue modelo a seguir en toda Latinoamérica de ese programa (…) Llevamos el programa al cliente final porque lo que buscamos es derribar esos mitos y creencias. Hoy con las redes sociales y la gran comunicación en el medio digital, se dicen muchas cosas sobre la procedencia de los productos. Esto ha servido para lograr una mayor confianza y lealtad hacia el consumidor”, comentó Félix Ramírez, director de Comunicación Corporativa de Arcos Dorados, la mayor franquicia latinoamericana de McDonald’s en el mundo.

Arcos Dorados opera y otorga franquicias de la cadena de hamburguesas en México y 19 países más, entre ellos Argentina, Aruba, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, Ecuador, Guyana Francesa, Panamá, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

En el territorio nacional, la empresa tiene 12,000 empleados, donde más del 90% son jóvenes, explicó Ramírez.

En dos años, la compañía ha alcanzado alrededor de 1.5 millones de visitas a sus cocinas en el mercado mexicano con Puertas Abiertas, mientras que en todo Latinoamérica han recibido a más de 5 millones de clientes durante casi el mismo tiempo.

En el país hay 400 restaurantes de la empresa que se caracteriza por su Cajita Feliz, y en 187 unidades se aplica el programa de Puertas Abiertas, explicó el directivo.

Además de esta estrategia, la empresa se enfoca en la innovación de su menú, con opciones de ensaladas y la reducción de entre 10% y 15% de sodio en salsas y cátsup.

“En 2011 se hicieron cambios muy importantes en la reducción de sodio y azúcares, eliminamos las grasas trans en el aceite, también las porciones disminuyeron en la Cajita Feliz y se incluyó la fruta. También todas las opciones del menú tienen el contenido calórico”, comentó el directivo.

El proveedor de la carne de res de McDonald’s es American Beef, una empresa que le suministra desde Chihuahua y la cual está certificada por las autoridades locales y la firma global.

“Es una carne que llega congelada desde la planta y se guarda de acuerdo con el movimiento del restaurante, además no tiene conservadores”, explicó el directivo a una pregunta sobre los mitos en el origen de este alimento.

La compañía tiene alrededor de 300 proveedores, de los cuales aproximadamente 60 son de alimentos, entre ellos Coca-Cola, Bimbo y Bachoco. La compañía importa la papa de Canadá, por el tamaño y corte de ese alimento.

El 80% de las empresas que suministran a Mc Donald’s son nacionales, lo que les permite reducir el impacto por el tipo de cambio. En este año, los precios se han ajustado entre uno y dos pesos en los productos básicos.

***Vía Forbes

 

Noticias