Confunde MMA con MDMA y se apunta a un curso de cocina de MDMA

Laboratorio-ClandestinoEl gallego Germán Linares ha contado a las autoridades como acabó entrando en una mafia de fabricación de droga hace ya 3 años gracias a un anuncio engañoso de internet. Germán cuenta que contactó con un chico a través de internet. Según relata en la confesión, el estaba buscando por la red cursillos de iniciación de Mixed Martial Arts, mas conocido como MMA, para adentrarse en el mundillo de las artes marciales y así poder ganarse el respeto en el recreo del instituto. Pero las pocas dotes del muchacho, el escaso nivel informático, sumado al nulo conocimiento sobre las drogas que hoy en día nos rodean, hicieron que Germán acabará apuntando sin querer a un curso de cocina de MDMA.

Una vez en el domicilio donde había quedado con el supuesto profesor de MMA, empezó a sospechar a los pocos segundos cuando no vio en la sala ningún objeto ni nada que se parezca al deporte de contacto, si no todo repleto de grandes bidones, ventiladores, mascarillas, probetas, coladores, matraces erlenmeyer, básculas de peso y demás utillaje utilizado en la fabricación de droga sintética. Pero le han enseñado a no juzgar así qué comenzó el curso. “Que mas da MMA que MDMA, pensé….”

El joven asegura que jamás había probado la droga y que menos hubiera pensado en cocinarla, “pero defiende que a veces la vida te da oportunidades que no puedes rechazar” dice. “Quería parecerme Walter White, por lo que me hice llamar Gallegueinserbeg, durante unos años fui el mas respetado de la comarca. “Me hubiera gustado llegar a ser el mayor traficante de Europa, pero con el paso del tiempo, la falta de sueño, me entró morriña y quise volver con mi familia, por lo que me vi obligado a escapar”. Cuenta entre lágrimas que fue muy duro escapar de aquel lugar, “Había perros asesinos, pinchos y fuego por todas partes, y viejas desnudas amenazándome con un cuchillo” pero gracias a dios logró escapar del edificio y llego a su casa para reencontrarse con su familia. Germán ahora se encuentra como testigo protegido por la Policía Nacional, se ha operado el rostro por completo y se ha quitado un brazo para despistar, tiene amenazas de muerte de la organización por traidor. No obstante Germán trabaja con los agentes para detectar a estos individuos que se dedican a colocar en internet anuncios de cursos de fabricación de droga, con el único fin de encontrar jóvenes desesperados con ganar algo de calderilla y utilizarlos como mulas.

***Vía Cerebrother

 

Noticias