Vecinos salvajes en riesgo de desaparecer

1403090156_ajolote_2Si bien todas las especies animales que habitan en una zona de equilibrio natural tan delicado, como la Ciudad de México, requieren observación, algunos vecinos salvajes requieren de cuidados especiales pues corren el riesgo de desaparecer.

El caso más emblemático es el del ajolote, (Ambystoma mexicanum), un anfibio que sólo habita en los lagos y ríos de la delegación Xochimilco, y que presume “superpoderes” especiales: primero, el de la eterna juventud, ya que permanece en estado de renacuajo durante toda su vida, y el de la regeneración, pues puede hacer crecer de nuevo órganos y extremidades dañadas, una cualidad que ya es estudiada por científicos mexicanos para, eventualmente, aplicarla en tratamientos médicos.

A principios de 2015, autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, liberaron 500 ejemplares de este curioso anfibio en las zonas de conservación del lago de Xochimilco, esperando con ello contrarrestar la paulatina desaparición del “monstruo de las aguas” azteca.

Otro residente capitalino en riesgo es el teporingo o conejo de los volcanes, un diminuto roedor endémico y de aspecto tierno que habita en los pastizales y bosques de la Ciudad de México. Su número ha disminuido por la actividad humana y, en la actualidad, especialistas mexicanos estudian su reproducción en cautiverio para rescatar la especie.

***Vía Mexico

 

Noticias