Guantes para formar parte de la realidad virtual

Manus-VR-guantes-552x368Nos dejamos impresionar por las diferentes tecnologías que iban apareciendo, los cascos de realidad virtual consiguen sumergirnos en nuevas experiencias, también transformar la forma en la que vemos las que ya disfrutamos hoy en día, pero en todo este juego se dejaron por el camino crear sistemas de control que fueran consecuentes con la realidad virtual.

Afortunadamente parece ser que es prioridad en la línea de trabajo de casi todas las compañías fuertes metidas en el ajo, tenemos reciente el ejemplo de Oculus Touch. La idea es que no solo controlemos la experiencia, sino que nuestras extremidades se introduzcan en ella de alguna forma.

Manus Machina es una startup holandesa que está intentando crear unos guantes con los que podamos participar en la escena, olvidándonos de botones y joysticks. Llevan desde julio del año pasado dándole forma al asunto, y en el pasado E3 pudieron presentar su propuesta.

Agarra el platano como si sostuvieras un arma

Resumiendo mucho la tecnología implicada, Manus Machina propone unos guantes que reconocen muchos de los movimientos de nuestras manos y dedos, así que el guante sabe la posición de cada parte, en cada momento. Podremos manipular elementos de forma natural dentro de la experiencia virtual.

La idea de Manus Machina es plantear un sistema de control para soluciones de realidad virtual existentes, en forma de accesorio

Hay sensores de flexión en cada dedo capaz de reconocer cuánto se está doblando cada uno. A eso debemos sumarle un módulo IMU que será capaz de reconocer el movimiento de la mano en el espacio. Inicialmente toda la potencia de proceso iba a parar a un sistema Arduino, ahora han conseguido hacer su propia placa, con un diseño adaptado a sus necesidades.

Para terminar con la integración es necesario que el casco, o el sistema de proceso principal, tiene que saber dónde están esos guantes en cada momento. Para solucionar esto hay que recurrir a una cámara que registre la posición en cada momento. En las demostraciones se usaban las cámaras de teléfonos Samsung.

Los propios desarrolladores no nos venden su proyecto como una novedad, ya hay otros que trabajan en la misma idea, pero más enfocada a campos científicos y de investigación – con un precio mucho más caro -, no creen que haya nadie apuntando al mundo de los videojuegos.

***Vía Xataka

 

Noticias