Hablarle a las cosas o a tu perro: Señal de inteligencia

1484736453_682850_1484736974_noticia_normalAunque muchas veces asociamos con la locura el hecho de hablarle a los animales, incluso objetos inanimados, profesor de la Universidad de Chicago declaró que es muestra de inteligencia.

Ya sea hablarle a un perro por su nombre, preguntarle “¿cómo estás?”, “¿me extrañaste?”, “¿solíamos ser amigos”, etc. son muestra de humanidad y no de inmadurez, como marca el estigma, según comenta el especialista”.

“Ninguna otra especie tiene esta tendencia”, dice el profesor Nicholas Epley, donde explica que “hacemos humanos” a los objetos y eventos”, algo que señala “es completamente normal” para el hombre.

Mencionó que la mayor forma de “antropomorfización”, o sea, de “humanizar” las cosas es al llamar objetos inanimados con nombres humanos, y que de hecho, se ve en la historia cuando en los tiempos más antiguos y hasta recientes el humano ponía nombres a sus barcos, espadas, etc.

Las tres razones primarias, según dice, por la que antropomorfizamos es porque el objeto en alguna forma “tiene cara”, “nos gustaría tener su amistad” o porque “no podemos explicar su comportamiento”, algo muy de los humanos.

De hecho, explica, vemos caras en todo, incluso en los no animales, pues el hombre es hipersensible visualmente y creemos que al ver, en realidad miramos a través de la ventana de la mente de otros.

Señala así que es completamente normal esa tendencia de hablar con las cosas o con los seres inteligentes. Lo preocupante sería no hacerlo.

Una prueba más de como las cosas que creemos insignificantes reflejan la complejidad de nuestra mente y de nuestras interacciones humanas.

***Vía Tiempo

 

Noticias