Mientras más inteligente seas, más difícil será enamorarse

A-la-gente-inteligente-le-cuesta-enamorarse-priSi crees que tus relaciones han sido malas y no sabes qué hiciste mal, la respuesta está en tu coeficiente intelectual.

Si eres una persona inteligente, tu vida amorosa puede ser bastante complicada. Encontrar el amor y mantenerlo puede ser algo muy complicado para ti. Es posible que sientas que en las relaciones no eres correspondido, y constantemente dudes sobre lo que haces mal y aunque no lo creas, la respuesta puede estar en tu coeficiente intelectual.

En teoría, la gente inteligente es muy buena en la escuela, sus carreras están floreciendo, su vida social está llena de emoción, y sus personalidades pueden ganarse casi a cualquier persona. Sin embargo, tienen dificultad en encontrar una pareja adecuada, enamorarse y formar relaciones duraderas.

Si eres una persona muy inteligente, lo más probable es que tu intelecto sea realmente responsable de hacer tu vida amorosa un tanto complicada, por lo que tu entendimiento del amor es diferente al resto:

1. Las personas inteligentes valoran la independencia

Las personas inteligentes valoran su independencia más que cualquier otra cosa. Como pensadores independientes, a menudo transfieren esta calidad a otras áreas de su vida. No es que ellos no sientan amor o la necesidad de tener a alguien en su vida, sino que su libertad no se detiene una vez que están en una relación. Esto crea tensión con sus parejas, especialmente una vez que se van a vivir juntos. Sus parejas sólo tienen que entender y respetar su tiempo personal con el fin de formar una relación fuerte y duradera con ellos.

2. Nunca se precipitan en las relaciones

Cuando las personas inteligentes son individuales, por lo general es porque han tomado la decisión consciente de hacerlo. Aunque puedan parecer desinteresados a sus posibles parejas, a veces es beneficioso porque reflexionan sobre sus relaciones pasadas, encuentran errores y aprenden mucho sobre sí mismos. Esta característica los hace parecer distantes y fríos, pero eligen a alguien después de haber meditado la situación.

3. No pueden dejar de analizar las cosas

Las personas altamente inteligentes parecen tener cerebros diferentes. Son demasiado pensadores y demasiado analíticos, algo perjudicial para ellos, ya que la gente no siempre debatirá los pros y los contras de algo. Sin embargo, en muchas ocasiones, esta cualidad los salva de caer demasiado rápido. Sí, el amor no debe ser racionalizado; sin embargo, a veces estamos cegados por las emociones y sufrimos mucho una vez que tocamos la parte racional.

4. Son cautelosos

De manera similar a la característica anterior, a las personas inteligentes les resulta difícil creer en el concepto de amor a primera vista. Una vez más, no es porque les falta el gen romántico, sino simplemente porque pueden recordar más vívidamente el dolor del pasado. Por lo tanto, tienden a ser más cautelosos. A pesar de que pueda parecer sospechoso, es sólo su mecanismo de defensa frente a hacerse daño.

5. Lo profesional antes de la pareja

Las personas inteligentes a menudo parecen estar más centrados en su carreras que en su vida amorosa. Esto no es ninguna sorpresa, después de todo lo mencionado anteriormente, tienden a ser mal entendidos en las relaciones y en sus profesiones se sienten bien, apreciados y exitosos. Sus carreras son su zona de confort, ya que les ofrece la oportunidad de utilizar su lado racional y su análisis se usa en el trabajo.

***Vía SDPNoticias

 

Noticias