Mansiones Discoteca tienen sanciones millonarias en Ibiza

s4-11Se reactiva una noticia que tuvo su origen en un vídeo viral que transcurría en una mega villa en las montañas de San Agustín, donde tenían preparado uno de esos fiestones que quitan el hipo.

A finales de la temporada de verano en Ibiza ya se escuchaban voces que alertaban de las llamadas Mansiones Discoteca, y de las que se hicieron eco varios medios de comunicación. Con Ibiza pasa lo mismo que con la casa de Gran Hermano, todo se magnifica. La prensa no especializada dibuja una escena catastrofista, como si Ibiza estuviera llena de Villas con la música a todo trapo, como si las colinas se encontraran plagadas de afters… Y nada más lejos de la realidad. Es cierto que se han detectado viviendas de lujo alquiladas durante la temporada a particulares que organizan fiestas, pero es una minoría, una excepción a la regla.

Todo comenzó con un vídeo viral, en una mega villa en las montañas de San Agustín donde se presentaba un fiestón. El Consell Insular de Ibiza tomó nota y sancionó a los organizadores por ejercer la actividad turística sin disponer de autorización, por exceso de ruidos, y una sanción de cerca de medio millón de euros por realizar obras de ampliación sin licencia. A partir de aquí se corrió el rumor y el mito de fiestas por todas partes en casas de ensueño, y los vecinos comenzaron a escuchar ruidos por todas partes.

El Ayuntamiento de San José apuntó recientemente que existen 7 viviendas de lujo que acumulan 16 expedientes sancionadores por macrofiestas. No nos parecen muchas en un contexto diario de cientos de miles de persona en busca de diversión. El consistorio continuará con su política de sanciones con multas de entre 600 y 12.000 euros, llegando en el caso de reiteración y desobediencia de cifras aún mayores, y los máximos responsables serán los propietarios.

Ante esta situación incluso alguna página de viviendas de lujo han lanzado una advertencia a sus clientes, la web de alquiler de viviendas Airbnb ya ha dejado un aviso en su reserva de casas de 20 personas: «Los clientes serán los responsables últimos de las obligaciones que genere el evento, incluyendo fiestas y ruido en exceso». Les rogamos que consideren que las fiestas ilegales en Ibiza pueden recibir multas de hasta 200.000 euros. Los clientes serán responsables de cualquier actividad ilegal. En caso de situaciones que requieran la intervención policial, el depósito no será devuelto».

Fiestas en villas de lujo han existido toda la vida y seguirán existiendo, pero al menos es una buena noticia que se ponga coto a algunos desmanes, y que por una vez las clases más altas sean las afectadas. Aún así existe un aroma de prohibición raro en la isla, se prohíbe la música en las villas, en las casas, en los barcos, en la playa, en las terrazas… Esperemos que al final no terminen por prohibir la música en general.

***Vía viciousmagazine

 

Noticias