‘Bat Friendly’:Sin murciélagos no hay ni tequila ni mezcal

batfriendlyAsí fue como “el Batman mexicano”, su alumno y la UNAM lograron la protección del murciélago hocicón, mientras garantizaban la producción del tequila y mezcal.

Es muy sencillo, sin murciélagos no hay ni tequila ni mezcal. Es por eso que bajo una iniciativa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuatro marcas de tequila y mezcal lanzaron al mercado las primeras 300 mil botellas de estas bebidas con el distintivo “Bat Friendly”.

Al proyecto se unió el Tequila Interchange Project y tiene objetivo el rescate de la diversidad genética de los agaves, que es realizado naturalmente por la polinización de murciélagos.

De esta forma, las botellas que portan el holograma “Bat Friendly”, indicará cuáles bebidas provienen de cultivos donde el 5% de los agaves por hectárea, 200 plantas aproximadamente, se dejan florecer para que los murciélagos puedan alimentarse de su polen y a cambio realicen la tarea de polinización.

“Sacrificar 200 plantas por hectárea implica hacer una inversión de 80 mil pesos en agaves que no van a ser utilizados para producir tequila, es un esfuerzo económico de nosotros los productores, pero lo estamos viendo como una inversión porque no sólo estamos propiciando la sobrevivencia del murciélago, es la del propio tequila”, dijo Carlos Camarena director de Tequila Tapatío, una de las cuatro casas tequileras que conforman el proyecto piloto a El Norte.

Desde hace más de 100 años se cambió la polinización por semillas, al de trasplante de ‘hijuelos’, ya que era más rápido y permitía usar todas las plantas para la producción.

Pero esto trajo como consecuencia que todos los agaves contengan la misma información genética, perdiendo su diversidad e incluso su capacidad natural de reproducción.

El creador de la iniciativa es el doctor Rodrigo Medellín, investigador del Instituto de Ecología de la UNAM y líder del proyecto, mejor conocido como “el Batman Mexicano” y su estudiante Roberto Trejo (Robin), que han trabajado junto con expertos y empresarios tequileros con el fin de generar una relación más justa y equilibrada entre el ambiente y nosotros, los que consumimos estos productos.

“Los productores que están participando activamente en el programa son conscientes de que ayudar a la conservación del murciélago es un beneficio para todos, no sólo para su producto”, dijo Roberto Trejo a Cienciorama al gestar el proyecto.

Hasta el momento, las cinco etiquetas tequileras que se han enfrentado a un proceso escrupuloso para probar que cuentan con este requisito y cumplen con el compromiso para cuidar al murciélago hocicón, se encuentran Tequila Ocho, Tequila Tapatío, Tequila Siete Leguas y Tequila Cascahuín.

***Vía Huffingtonpost

 

Noticias