Día Fuera del Tiempo

1

El día 25 de julio, llamado por los mayas el Día Fuera del Tiempo, es un día especial para poner mucha atención en lo que pasa dentro nuestro y en el entorno. Y sabrás porqué…

¿Por qué es especial?

Es un día que no está dentro del calendario maya, que es el más exacto conocido hasta nuestros días, y que es especial para trabajar en meditación, es un día de limpieza interna, de convivencia e integración espiritual, pues se abren puertas de vibración importantes cósmicamente y hay una alineación de nosotros con la sabiduría suprema… No es un día para estar haciendo rutinas diarias, es un día especial, que se debe tomar en cuenta. Miles de personas sobre el planeta se reúnen ese día a celebrar y a buscar el fin de un ciclo para iniciar el que entra…

El Día Fuera del Tiempo es el día de Tiempo Fuera, es el día que levantamos un poco la válvula de presión y damos un respiro. Un respiro para escuchar aunque sea unos latidos y sintonizarlos con la Tierra. Es un día para tomarnos de las manos y recordar quiénes somos. Es un Día para mirar lo que está sucediendo afuera y saber lo que sucede adentro. Es un día para pensar lo que ha pasado en el transcurso de pasado anillo solar y una guía para el que comienza. No es el último día del año, ni el primero, sino, el día ZERO, el giro terrestre que une el pasado y el futuro en un Tiempo de no Tiempo, un Día Fuera de Tiempo, un día de aquí y ahora, en presente.

ES ESTE UN DÍA IDEAL PARA PERDONAR, PARA DESDOBLAR LA CREATIVIDAD, PARA DAR GRACIAS Y PEDIR PROTECCIÓN A LOS SERES AMADOS, AL ENTORNO INMEDIATO, Y DESEAR UNA BUENA SALUD A GAIA, LA CONCIENCIA FEMENINA DEL PLANETA

¿Qué es un día fuera del tiempo?

Antiguamente llamado Día Verde, relacionado con el perdón Universal, día de liberación Galáctica, que invita a vivenciar un tiempo sin tiempo, como arte, en perfecta armonía con los procesos cósmicos universales.

En este día se celebra la preparación del nuevo ciclo y se resaltan particularmente las virtudes. Es el “Día de dar Gracias y del Amor al Agua“.

Es un tiempo propicio para elevar la consciencia, practicando las mejores virtudes, meditando, reflexionando, en correspondencia con la naturaleza, para revelar la gran obra, como arte.

El Calendario Lunar Maya está basado en 2 calendarios, el Tun-Uc o Calendario de 13 Lunas y el Tzolkin o Calendario Sagrado, que divide el tiempo en 13 lunas, que completan el año de 13 meses, de 28 días cada uno = 364, más un día adicional que corresponde al día 365 del año, llamado “Día Fuera Del Tiempo”.

Los Mayas determinaron como inicio del Año Solar, un acontecimiento cósmico, que es, cuando la estrella Sirio asciende y se alinea con el Sol para amanecer, al mismo tiempo. Este suceso ocurre cada 26 de julio (calendario gregoriano), y así como el Cielo se viste de fiesta, aquí en la tierra se Celebra el inicio del Nuevo Año.

Es por ello, que el día 25 de julio no pertenece al año que finaliza, ni el que se inicia, es un día fuera del tiempo, en el que se concentra toda la Energía Cósmica Universal para comenzar el nuevo año.

En este día, fuera el tiempo, se festeja también la Paz, y flamea en todo el mundo la bandera que la representa, envolviendo a toda la humanidad.

Es tiempo de unificación, de abrirse a la vida, para celebrar la integración cósmica, en el arte, la ciencia y el espíritu, en armonía con este acontecimiento universal y con nuestros hermanos mayores.

En comunión con nuestros hermanos galácticos del mundo, celebremos y acompañemos en este día, sincronizándonos y creando un arco iris circumpolar, para curar el planeta, dando gracias, sanando el espíritu, cada rincón y ser humano y animales de la tierra.

Es una fecha con alto valor simbólico para dar una visita al espejo de la conciencia, dedicarle unos momentos de reflexión a nuestra vida, a sus ciclos, y saludar a la estrella Sirio —que simboliza el tercer ojo, “el ojo que todo lo ve”, “el sol secreto”– desde nuestra mundana existencia.

 

Noticias | tranceit