Ganja Yoga

Ganja-Yoga

Hay muchos tipos de yoga, y todos ellos tienen los mismos objetivos comunes: mejora física, mental y emocional, así como emerger de la realidad de sujeto y objeto en un estado místico cultural y en la clásica experiencia de la unidad. ¿Cómo hacerlo? A través de técnicas de respiración, posturas o asanas y meditación. Para algunos yoguis, la combinación de cannabis y meditación es LA experiencia. Yoga significa unión. Por ello, el cannabis puede ofrecer sus cualidades beneficiosas para aquel que busca ese estado. Además, con el subidón, uno puede concentrarse mejor en su respiración.

Hay muchos tipos de yoga, y todos ellos tienen los mismos objetivos comunes: mejora física, mental y emocional, así como emerger de la realidad de sujeto y objeto en un estado místico cultural y en la clásica experiencia de la unidad. ¿Cómo hacerlo? A través de técnicas de respiración, posturas o asanas y meditación. Para algunos yoguis, la combinación de cannabis y meditación es LA experiencia. Yoga significa unión. Por ello, el cannabis puede ofrecer sus cualidades beneficiosas para aquel que busca ese estado. Además, con el subidón, uno puede concentrarse mejor en su respiración.

Yoga y marihuana, juntos…Es como poner sal en los alimentos. Es solo una pequeña mejora”, dice Tanya Pillay, actriz , escritora e hipnotizadora que vive en Toronto.

El Ganja Yoga es relativamente nuevo en el mundo del yoga y puede que tal vez encontrara su bombo en Estados Unidos después de la legalización en Washington y Colorado y en docenas de Estados más que ya permiten el cannabis medicinal. En varias ciudades canadienses se practica desde hace años. De hecho, las clases de Ganja Yoga fueron mencionadas en la revista HIGH TIMES como “Pot’s Greatest Hits de 2012” (Los Mejores Éxitos de Marihuana del 2012).

Pero detrás de esta posible nueva tendencia hay una vieja tradición, una historia. La combinación de cannabis y yoga se remonta a tiempo atrás. El Times of India incluso escribe que el yoga es originario de Shiva, un Dios Hindú. Shiva ha sido descrito como un yogui omnisciente.

El cannabis realza que las clases de yoga sean reuniones de relajación. Generalmente, los yoguis lo vaporizan, puesto que se trata de la forma más limpia de fumar ganja. También es posible comiéndolo antes, pero con la vaporización es mucho más fácil adormecerse. El cannabis estimula un área del cerebro llamada glándula pineal, que en meditación se llama el chakra del tercer ojo. Fumar antes o durante la clase hace que los estudiantes estén más receptivos a las poses y filosofías que hay detrás de las actividades.

El hecho de que el cannabis funciona como un relajante muscular y analgésico aumenta los beneficios. Dee Vee Marie, una de los primeras profesoras de yoga de Occidente en introducir marihuana en la práctica del yoga y dueña de FOLLOW THE BLISS (Sigue la Felicidad) en Toronto, usa la planta como un vehículo sagrado durante la práctica. Ella cree que las sustancias que aumentan la conciencia son el meollo de todas las tradiciones místicas. Por eso, promociona el cannabis, los hongos y las hierbas como herramientas para despertar el “Dios interior”.

El cannabis es el cultivo más antiguo de la humanidad, por lo que no es sorprendente ver que ha estado estrechamente asociado con el despertar espiritual.”, Lu de The House of Yoga (La Casa del Yoga) en Toronto.

Pero Lu también comenta que ella, personalmente, no cree que el Ganja Yoga se convertirá en una tendencia, debido a la ansiedad social que existe sobre admitir públicamente que se fuma cannabis.

Ciertamente espera que habrá “una creciente aceptación del uso de medicamentos de plantas sagradas como herramientas espirituales”.

***Vía Sensiseeds

 

Noticias