Lugares mexicanos que demuestran tu lado artístico

xilitla

Sin duda, en México hay una infinidad de sitios para escoger y pasar las vacaciones: que si el café es el mejor; que si hay playas increíbles; que si tienen los platillos más engordadores y sabrosos; que si el paisaje enamora…, etcétera.

Si estas razones ya te hartaron, nosotros te contamos sobre hermosos lugares que se convirtieron en la musa inspiradora de famosos pintores y escultores. ¿Te suena el nombre de Edward James, Diego Rivera o Joy Laville? Checa los estados y pueblos mágicos del país que te sacarán el lado artístico:

1. Xilitla / Edward James

Descripción del lugar en dos palabras: Es má-gi-co
Si lo tuyo es la aventura (llámese así al caminar bajo el sol y en medio de la selva Potosina durante horas por escaleras que van en todas direcciones) Xililtla es el lugar ideal para ti.

El Jardín escultórico, “Las Pozas”, cuenta con 40 hectáreas en las que hay estructuras (castillos y laberintos) sin terminar y que parecen salidas de una escena surrealista.
La idea de este “jardín del edén” se le ocurrió al poeta y escultor Edward James (gurú de Dalí y Magritte, y amigo de Carrington) tras una visita que hizo a las cascadas, donde quedó cautivado por la belleza del lugar.

San Miguel de Allende / Joy Laville

Apto para los enamorados.
La pintora Joy Laville encontró en México la inspiración y el espacio añorado. El colorido logró impregnar su alma, así como las tradiciones y sus habitantes; en especial, uno: el escritor Jorge Ibargüengoitia, a quien conoció mientras ella trabajaba en la librería “El Colibrí”, en San Miguel de Allende.

Cuenta el escritor que tras visitarla, con el fin de aclarar algunas facturas que él había recibido de unos libros para la biblioteca que estaba a su cargo, la atracción se hizo presente. “Nos despedimos con la tranquilidad de quien se ha enfrentado a su destino”, expresó.

Guanajuato / Olga Costa y José Chávez Morado
Olga Kostakowsky Fabricant, mejor conocida como Olga Costa, es considerada una de las mujeres que transformaron el arte mexicano dentro del apogeo del muralismo (años difíciles para cualquier artista que quisiera salir del punto de vista nacionalista).
En Guanajuato, Olga vivió con su esposo José Chávez Morado, también pintor. Actualmente existe un museo que lleva el nombre de la pareja en el cual se exhibe parte de su obra y cuadros inspirados en los paisajes del estado, como: Caserio, El Cerro de Pastita o La casa roja.

Diego Rivera

También en Guanajuato se encuentra el Museo Casa de Diego Rivera, espacio en el que el muralista nació y pasó su infancia. Aquí se resguardan alrededor de 175 obras que van desde los inicios de Rivera, hasta sus últimos trazos.

Estado de México / José María Velasco
José María Velasco, de los paisajistas más importantes del siglo XIX, se inspiró en la mayoría de su obra en los escenarios mexicanos que no fueron transformados por la industria. Algunos de sus paisajes muestran partes del Edo. de México como los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

Entre sus óleos más famosos que reflejan su gusto por esta parte de México están: Valle de México desde el río de los Morales, Valle de México desde el cerro del Tepeyac, Valle de México desde el Molino del Rey, Valle de México desde el cerro del Ajusco, Pirámide del Sol en Teotihuacán, el Popocatépetl, entre otros.

Oaxaca / Francisco Toledo
Toledo es conocido por su gran sencillez y por su labor como activista, luchador social, ambientalista, promotor cultural y filántropo; si visitas este estado quizá te lo encuentres caminando por alguna de las calles de Oaxaca.

Sobre este estado, el pintor dijo en una entrevista para México desconocido: “Fue aquí, en el Instituto de Bellas Artes, donde inicié mis estudios de pintura en compañía de otros destacados alumnos, entre otros Virgilio Gómez, quien influyó mucho en mí, ya que me contagió su gran admiración por la belleza de la Ciudad de Oaxaca y me convenció de que había que luchar por conservarla”.

Cuernavaca / Rufino Tamayo y Olga Costa
El matrimonio vivió momentos de relajación total en una casa en Cuernavaca. Según la revista Quién, esta casa hoy es habitada por sobrinas del pintor. “A nosotras nos encantaba el jardín. Él sembraba todo. Se iba a Xochimilco, a los invernaderos y llegaba con sus plantas”, recordó una de ellas.

Además de dejar un gran jardín, Olga y Rufino, en esta casa heredaron una gran colección de objetos de cultura popular que fueron adquiriendo durante sus numerosos viajes.

Así como ellos, en Cuernavaca tú también puedes buscar ese momento de desestrés; o bien, puedes recorrer el centro y comprar artesanías que sirvan como adorno en tu casa.

***Vía Garuyo

 

Noticias