Consecuencias de morderse los labios

1716252_640pxHay costumbres que además de ser desagradables, son perjudiciales. En esta entrega te contamos las 9 consecuencias de morderse los labios. Es una parte de nuestro cuerpo y como tal es necesario que le proporcionemos un trato adecuado. Te contamos cómo conseguirlo.

El morderse los labios podría compararse con otras conductas similares que no se sabe a ciencia cierta por qué se adoptan como, por ejemplo, mover las piernas de forma constante mientras se está sentado o morderse las uñas. Es un tic, un hábito que no resulta fácil de erradicar.

Los motivos más comunes por lo que una persona se muerde los labios suelen ser:

Sufrir trastornos de ansiedad
Nervios ante determinada situación
Forma de mostrar que algo ha salido mal
Es una muestra de educación o coqueteo
Consecuencias de morderse los labios
La costumbre de morderse los labios puede acarrear algunos problemas cuando la persona no es consciente de que lo está haciendo, muchas veces el hábito termina en una herida sangrante.

Las personas que tienen el hábito de morderse los labios pueden sufrir de:

Agrietamiento
Hinchazón
Enrojecimiento
Posición anormal de los labios
Problemas en la deglución de alimentos
Problemas dentales
Problemas bucales y peribucales
Sequedad labial
Abrasión labial

Como tratar el hábito de morderse los labios

Una de las formas recomendadas para tratar la costumbre de morderse los labios es practicando actividades que ayuden a relajarse, como por ejemplo:

Respiración diafragmática o profunda
Mindfulness
Auto hipnosis

Profesionales en psicología aseguran que la forma de acabar con éste trastorno es detectando el factor desencadenante. Esto quiere decir que hay que observar o descubrir qué es lo que lleva a una persona a morderse los labios. Primero hay que saber que siempre es derivado de una emoción, por lo que ya tenemos algo en claro. Ahora, partiendo de la causa habrá que evaluar en qué momentos se produce el hecho.

Para hacerlo más fácil ni bien e encuentres mordiéndote los labios hazte las siguientes preguntas:

¿Qué me sucede? ¿Estoy nervioso, estresado, tengo ansiedad?

¿Qué lo produjo en mí?

¿Por qué?
Teniendo las respuestas a éstas preguntas podrás abordar la problemática de una forma más consciente para sanarla, sin embargo si las consecuencias de tu hábito de morderte los labios se están haciendo visibles y volviendo importantes, lo mejor es que consultes con un profesional.

***Vía Imujer

 

Noticias