Tips de cannabelleza

organic-skin-care-1-682x1024_opt (4)

Hay características que todos aquellos que gustan del cannabis ya sea por la mañana, en la tarde o que les guste más la pipa o ya de plano entrarle al bong; ya conocen a la perfección como el clásico ojo rojo, boca seca. Bueno para quienes no lo saben el enrojecimientos se debe al principal compuesto activo del cannabis, el tetrahidrocannabinol, más conocido como THC que tiene como efecto disminuir la presión arterial, lo que produce la dilatación de los vasos sanguíneos y aumenta a través de todo el organismo. No es algo grave pero si no te gusta traer el ojo enrojecido, estos son algunos tips:

Consume vasoconstrictores; cafeína, chocolate, alimentos salados, etc.

Aplica unas rodajas de pepino o una toalla húmeda sobre los ojos durante unos minutos

Estate atento y espera. El enrojecimiento de los ojos no suele durar mucho tiempo

Otras características que ocurren después de fumar son las ojeras y la boca seca a causa de la deshidratación, aquí el consejo es obvio pues mantenerte hidratado te ayuda a sentirte mejor. También el protector solar es un auxiliar para esas ojeras de panda, o aplicar bolsas de té de manzanilla en esa zona para relajar.

Pero la misma planta de cannabis es un ingrediente base para productos de cuidado corporal ya que es una gran fuente de ácidos grasos, omega 3 y 6 además de contener un alto porcentaje de vitamina E, el aceite por ejemplo es una loción hidratante que no dejará tu piel grasa ni tapará tus poros al contener Potasio, Calcio y ser un importante desinflamatorio. Puedes usarlo para fortalecer uñas y pestañas, reducir puntos negros y es una buena base de maquillaje mientras que el shampoo de marihuana dejará tu cabello con un brillo natural ¿Lo sabías?

Aquí te dejamos una sencilla mascarilla casera a base de semillas de marihuana que te ayudará a eliminar grasa, solo necesitas:

15 hojas de marihuana

3 hojas de eucalipto  

125ml de aceite corporal natural

Preparación: Debes picar y mezclar los ingredientes sobre un mortero y crearás así una pasta. Luego vierte la pasta en un recipiente y ya está lista para aplicarla en el rostro. Recuerda tenerla durante unos quince minutos y quitarla con agua tibia. Úsala una o dos veces a la semana y verás cómo tu piel se siente más limpia, fresca y humectada.

 

 

DF | tranceit