Intimar con una persona sin tener sexo

Hay muchas formas en las que puedes realmente intimar con una persona sin incluir el sexo de por medio. Si no quieres iniciar el sexo porque no te sientes listo o si quieres desacelerar tu relación y hacerla más significativa, está aquí para ayudarte a encontrar una manera satisfactoria de tener una relación.

Respiren juntos. Respirar juntos puede ser sumamente atractivo y muy íntimo. Comiencen recostándose juntos en la cama, uno al lado del otro y mirándose entre sí con sus rostros separados a solo unos cuantos centímetros.[1] Deja que el silencio llene los espacios entre ustedes a medida que sincronizas tu respiración con la de tu pareja. El aire que respiras se convertirá en el aire que ella respira. Cuando se sientan completamente sincronizados, este se convierte en un excelente momento para conversar y tener esa profunda charla que parece tan difícil cuando están rodeados de otras personas.

Besa a tu pareja como jamás la han besado antes. En estos días, las relaciones parecen avanzar tan rápido que algunas personas olvidan que solían haber etapas entre el tomarse de las manos y tener sexo. No descuides la importancia de un beso bien dado: es necesario que sepas que tú y tu pareja pueden realmente sincronizar esos besos apasionados antes de pasar a la alcoba. Practica tu técnica para besar y no temas dejar que la pasión ingrese y experimenta.
Por ejemplo, trata de mordisquear su oreja o besar su cuello entre cada sesión de besos.
Lame su cuello y sóplalo suavemente. La sensación fría maravillará a tu pareja.

Lleva el tomarse de las manos a un nuevo nivel. No solo tomes la mano de tu pareja torpemente mientras se sientan juntos en el sofá. Haz que ese acto sea más íntimo al explorar sus manos con las tuyas. Sigue la forma de sus dedos utilizando los tuyos, deletrea notas de amor en sus palmas y besa las puntas de cada uno de sus dedos a medida que se entrelazan con los tuyos. Este acto es muy atractivo sin llegar a tener sexo y además es una actividad muy íntima.

Ten una siesta relajante en sus brazos. Puede estar pasado de moda, pero muchas personas han olvidado cuán íntimo, relajante y maravillo puede ser. Con la cabeza de tu pareja sobre tu regazo, puedes darle un masaje o rascársela. También puedes hacer actividades aún más íntimas, como cepillar o trenzar su cabello. Esta actividad también te proporciona tiempo para conversar o simplemente puedes disfrutarla en silencio.

Haz contacto visual. Cuando hagas alguna actividad, debes asegurarte de hacer un contacto visual intenso con tu pareja. Nosotros comunicamos muchos de nuestros sentimientos a través de las expresiones en los ojos y, cuando pasas mucho tiempo intentado evitar el contacto visual (porque te sientes avergonzado o tímido), te pierdes muchas de las oportunidades para decirle a tu pareja lo mucho que significa para ti sin realmente decirle nada.

Considera la posibilidad de realizar juegos previos. Es posible que no quieras tener sexo, pero hay actividades sexuales que puedes hacer con tu pareja y que involucran muchos de los mismos sentimientos y sensaciones sin llegar al acto en sí. Estas actividades pueden permitirte intimar sin preocuparte por algunas de las consecuencias de una relación sexual completa.
Sin embargo, si decides realizar juegos previos, es importante recordar que si bien podrían no causar un embarazo, algunas actividades aún pueden presentar riesgos. Asegúrate de practicar sexo seguro, incluso cuando no tengas sexo “real”.

***Vía Wikihow.com

 

Noticias