El verdadero Silent Hill

Si viste la película o jugaste el videojuego sabes que Silent Hill es un pueblo pequeño situado alrededor del parque residencial y un gran bosque que tiene una gran historia de rituales de caza de brujas. En la película, una pequeña niña llamada Alessa fue condenada como una bruja por haber nacido fuera del matrimonio. Decidieron quemarla viva, pero durante la ceremonia el fuego se salió de control y el incendio acabó con todo el pueblo. Desde entonces, ella ha estado cambiando la realidad a la pesadilla infernal para dar caza a los miembros del culto que tanto daño le han hecho en todos esos años pasados

Pues este lugar sacado de una pesadilla existe en realidad, pero se le conoce como Centralia, se encuentra en el condado de Columbia, Pensilvania, en los Estados Unidos. En 1981 había más de 1.000 habitantes, pero la población disminuyó a 10 en el Censo de 2010,1 como resultado de incendiarse (y no apagarse desde entonces) una vieja mina de carbón que arde debajo de la ciudad. 

En actualidad, Centralia es un sitio despoblado y fantasmal con unos 10 vecinos. El yacimiento continua ardiendo y se supone que tiene carbón para hacerlo durante 250 años más.  ¿Te suena esta historia?

 

Noticias | tranceit