Destinos para hacer turismo astronómico

Si te gustan las estrellas, las nebulosas y la Luna no te pierdas estos destinos seleccionados por Trivago para disfrutar de ellas con todo el esplendor posible.

Península de Iveragh, Irlanda
La Asociación Internacional de los Cielos Oscuros (la IDA, por sus siglas en inglés), declaró la esta zona como la reserva astronómica, la Kerry Dark-Sky Reserve. La zona está recorrida por el famoso Anillo de Kerry (una mítica ruta turística), a lo que se suma su importancia astronómica.

Islas Canarias, España
El Observatorio del Roque de los Muchachos se encuentra en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (La Palma), cuenta con una de las baterías de telescopios más completa del mundo y ofrece visitas guiadas durante todo el año. Por su parte, en Tenerife está instalado el telescopio solar GREGOR, el más grande de Europa con una apertura de 1,5 m. Exactamente está situado en el Observatorio del Parque Nacional del Teide.

Gran Lago Alqueva, Portugal
Situado en el Alentejo es un lugar perfecto para observar estrellas, nebulosas, la Luna… durante gran parte del año gracias a sus buenas condiciones meteorológicas. De hecho es una Reserva de Cielo Oscuro y allí se celebra la Star Party Alqueva, donde todos los eventos van enfocado a la observación astronómica.

Gran Karoo, Sudáfrica
En el pequeño pueblo de Sutherland, en la meseta del Gran Karoo, han instalado el Southern African Large Telescope, un telescopio óptico con un espejo de 11 metros. El aparato permite a los científicos el estudio del espacio profundo, visualizar galaxias distantes y analizar quásares situados a millones de años luz de distancia.

Islandia, paraíso de auroras boreales
Sin duda son las auroras boreales las estrellas del turismo del país. Todo el mundo busca ver el show de colores que se forman en los cielos de Islandia, de ahí que se organicen cientos de salidas turísticas al mes para observarlas.

Arizona, Estados Unidos
Gracias al cine todos conocemos esta preciosa región de Estados Unidos. Sin embargo pocos conocen las posibilidades astronómicas de este enclave. Lo espectacular de esta zona desértica unida a la oscuridad de sus cielos por la ausencia de contaminación lumínica la convierte en un lugar estupendo para la observación estelar.

Desierto de Atacama, Chile
Es, sin duda alguna, uno de los mejores lugares del planeta donde observar el universo. Allí se encuentra el Observatorio de Paranal, perteneciente al European Southern Observatory, ESO, y donde se desarrolla el proyecto astronómico ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) que estudia algunos de los objetos más fríos del universo. ALMA está compuesto por 66 antenas de alta precisión, repartidas a distancias que pueden alcanzar los 16 kilómetros.

Parque Nacional Aoraki/Mount Cook, Nueva Zelanda
El monte Cook es la montaña más alta de Nueva Zelanda, y la región donde se encuentra el parque de Aoraki Mackenzie es una de Reserva Internacional de Cielos Oscuros ((IDSR por sus siglas en inglés). Desde ese lugar se pueden observar desde la Aurora Australis hasta la Estrella del Sur o las Nubes de Magallanes. De hecho, en octubre la reserva acoge el Starlight Festival, cuyo objetivo principal es la divulgación astronómica.

Havelland, Alemania
Existe una zona situada a unos 70 kilómetros de Berlín que ha sido reconocida por la Asociación Internacional de los Cielos Oscuros (la IDA, por sus siglas en inglés). Se trata del Parque Natural de Westhavelland el mayor de estas características más cercano a una gran ciudad.

Desierto de Namibia
La ausencia de grandes ciudades y la carencia de electricidad en ciertas zonas de África convierten el continente negro en un lugar ideal para observar las estrellas. Uno de esos sitios es, por la belleza de sus parajes y la oscuridad de sus cielos, el desierto de Namibia.

***Vía Muy Interesante

 

Noticias