Para el hombre el tamaño si importa

Independientemente de si su cara tiene rasgos más o menos femeninos, los hombres se perciben a sí mismos como más varoniles si presentan estas características físicas: ser alto y fuerte. Esta es la conclusión del último estudio de la Universidad de Saint Andrews (Escocia) y que recoge la revista Perception.

Se trata de una de las primeras investigaciones que utiliza exploraciones tridimensionales de los rostros de un grupo de hombres con objeto de evaluar la percepción de la masculinidad en la sociedad. A priori, la forma del rostro masculino se desarrolla bajo la influencia de las hormonas sexuales masculinas, que hacen que los varones sean también más altos y más pesados de media que las mujeres. Sin embargo, tanto la altura como el peso pueden variar sustancialmente, encontrándonos con hombres muy bajitos y con mujeres mucho más altas que el promedio de los hombres.

Lo novedoso en este estudio es haber probado si las variaciones en los factores de altura y peso eran o no importantes a la hora de juzgar la masculinidad de los hombres. Tras comparar la forma de la cara de hombres muy bajitos y muy altos y de hombres muy delgados con hombres muy pesados y fuertes, los expertos descubrieron que los observadores basaban sus juicios en las diferencias físicas reales asociadas a la altura y a la consistencia corporal y no a lo masculino o no que eran los rostros.

“La masculinidad tiene efectos poderosos en el atractivo y una amplia gama de otras atribuciones, como el liderazgo y la confianza. Es importante que entendamos la base física de la percepción, y los orígenes de los estereotipos masculinos. Aquí, hemos demostrado que la masculinidad facial percibida tiene varios orígenes físicos distintos”, explica Iris Holzleitner, líder del estudio.

***Vía Muy Interesante

 

Noticias