Sexo y alcohol

La relación sexual es algo que se debe llevar a cabo con extremo cuidado, pues de no ser así el cuerpo podría quedar expuesto a enfermedades de transmisión sexual o algún embarazo no planeado.

Este tema que hace años dejó de ser tabú para gran cantidad de personas, por desgracia, el día de hoy es tomado como algo muy ‘a la ligera’, así que los peligros están a la orden del día; uno de los principales es mezclar el alcohol y después pasar a echar pasión, te decimos cuáles son los riesgos que corres.

Toma nota
-No usar condón. Los sentidos se nublan y se pierde conciencia de lo que se está haciendo, por lo que es más probable olvidarse de usar protección y contraer alguna enfermedad de transmisión sexual o un embarazo no planeado.

-Los órganos sexuales fallan. Este líquido provoca el impulso sexual; sin embargo, detiene el funcionamiento del sistema nervioso autónomo, el cual influye en la erección, por lo tanto la penetración se vuelve algo difícil y el coito algo incómodo y poco placentero.

-Puedes salir lastimada. Al no tener la capacidad de controlar tu cuerpo y decisiones, es probable que la persona con la que estés te pida hacer cosas de las cuales no estés muy convencida, como sexo en público, tríos o sexo ‘salvaje’, así que ten mucho cuidado.

-No recordarás nada. O peor aún, te llegará esa famosa ‘cruda moral’ y el gran arrepentimiento de lo que pasó. Uno de los grandes peligros de que haya como mil lagunas mentales en tu cerebro a la mañana siguiente, es que no recordarás si usaste protección, así que dudarás en tomarte la pastilla del día siguiente, ¡piénsalo muy bien!

 

 

Noticias