La carne provoca desordenes cerebrales

Al cocinar la carne, ya sea en un horno, parrilla o sartén, se liberan químicos que podrían aumentar el riesgo de desarrollar demencia, de acuerdo con un nuevo estudio. Mediante el proceso de cocción, se forman productos de glicación avanzada (PGA), los cuales pueden interferir con la química en el cerebro.

Los PGA se forman cuando las grasas y proteínas interactúan con azúcares, proceso denominado reacción de Maillard. Un grupo de investigadores de la Escuela Médica Icahn, del Hospital Monte Sinaí en Nueva York, estudió los efectos de los PGA tanto en ratones como en personas y encontró una relación entre las dietas altas en PGA y la demencia.

Los PGA se han asociado previamente a enfermedades como la diabetes tipo II, ahora se demuestra que también pueden provocar la pérdida de la función cerebral. En un experimento, los científicos administraron una dieta alta en PGA a un grupo de ratones y observaron que poco después presentaban problemas completando pruebas cognitivas y físicas.

Posteriormente, analizaron a un grupo de personas mayores a los 60 años de edad y encontraron una relación entre el declive mental y altos niveles de PGA en la sangre. Se cree que éstos ocasionan una acumulación de la proteína defectuosa beta amiloide en el cerebro. Sus resultados han sido publicados en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Los investigadores concluyen que una dieta baja en PGA podría proporcionar una estrategia de tratamiento eficaz. Debido a que aún no se ha encontrado una cura para el Alzheimer y otras formas de demencia, es importante realizar esfuersos como éste para prevenir la enfermedad.

***Vía Muy interesante

 

Noticias